Skip to Content
How to talk to a doctor about advanced ovarian cancer >>

Neuroblastoma

INFORMACIÓN GENERAL:

¿Qué es el neuroblastoma?

El neuroblastoma es un tipo de cáncer que provoca que las células nerviosas en desarrollo se conviertan en tumores. Los tumores por lo general crecen en las glándulas que se encuentran cerca de los riñones, llamadas glándulas suprarrenales. Los tumores también pueden formarse en la columna vertebral, en el abdomen, el pecho, el cuello o la pelvis del niño. Es posible que un tumor surja en un determinado lugar del cuerpo y se metastice (se propague) a otra parte del cuerpo. El neuroblastoma por lo general se presenta en los niños menores de 5 años, pero puede presentarse hasta los 10 años de edad. Se desconoce su causa. El niño podría correr un mayor riesgo de tener este tipo de cáncer si otros integrantes de su familia han tenido neuroblastoma.

¿Cuáles son los signos y síntomas del neuroblastoma?

Los signos y síntomas dependen de la ubicación del tumor.

  • Un bulto o área inflamada en el abdomen o en el cuello
  • Dolor abdominal, falta de apetito, pérdida de peso o vómitos
  • Hinchazón del rostro, el cuello o el pecho
  • Dolor en el pecho, acompañado de tos o respiración sibilante
  • Dolor en los huesos
  • Párpados caídos, pupilas pequeñas u ojeras debajo de los ojos
  • Hinchazón de las piernas o el escroto (en los varones)
  • Dificultad para orinar o evacuar el intestino
  • Dificultad para mover los brazos o las piernas

¿Cómo se diagnostica el neuroblastoma?

Se podría detectar un tumor con un ultrasonido antes de que el bebé nazca. Los tumores del neuroblastoma por lo general se encuentran varios años más tarde, cuando se realiza un examen físico de rutina. Algunos tumores se detectan cuando el niño presenta signos y síntomas que requieren de tratamiento médico. Es posible que su hijo necesite alguno de los siguientes:

  • Análisis de sangre para revisar su médula ósea o comprobar el funcionamiento de sus riñones. Los análisis de sangre podrían mostrar indicios del material que el tumor ha producido.
  • Una radiografía, un ultrasonido, una tomografía por emisión de positrones, una tomografía computarizada o un estudio de imágenes por resonancia magnética podrían mostrar el tumor. Es posible que le administren un medio de contraste líquido a su hijo para que el tumor se vea con mayor claridad en las imágenes. Informe al proveedor de salud si su hijo tuvo una reacción alérgica a un medio de contraste líquido alguna vez. No entre a la sala donde realizarán el estudio de imágenes por resonancia magnética con ningún objeto de metal. Esto podría causar lesiones graves. Informe al proveedor de salud si su hijo tiene algún objeto de metal en su cuerpo.
  • Es posible que se haga una biopsia para tomar una muestra de un tumor y comprobar si se trata de neuroblastoma. También podrían tomar una muestra de la médula ósea de su hijo para comprobar si el cáncer se ha propagado a su médula ósea.
  • Podrían realizar una exploración ósea para comprobar si el cáncer se ha propagado a los huesos de su hijo.

¿Cómo se trata el neuroblastoma?

El neuroblastoma a veces desaparece por sí solo. Si su hijo debe recibir tratamiento, es posible que deba hacerse más de uno de los siguientes tratamientos:

  • Cirugía para extraer el tumor. El niño podría necesitar más de una cirugía si el cáncer se ha propagado a otras partes de su cuerpo.
  • Quimioterapia o terapia de radiación para eliminar las células cancerosas. También podrían hacer terapia de radiación para encoger el tumor y que resulte más fácil extraerlo más adelante durante la cirugía.
  • La inmunoterapia es la administración de un medicamento para ayudar a que el sistema inmunitario del niño combata el cáncer.

¿Qué puedo hacer para controlar los síntomas de mi hijo?

  • Haga que su hijo descanse a menudo. Es posible que esté más cansado que de costumbre.
  • Administre a su hijo el medicamento para el dolor de acuerdo con las indicaciones. Es posible que le receten un analgésico para el dolor. Pregunte cómo debe administrarle este medicamento al niño para que no corra peligro. Es posible que el proveedor de salud de su hijo le sugiera que le dé un medicamento antiinflamatorio no esteroide (AINE) para aliviar la inflamación, el dolor o la fiebre. Estos medicamentos se pueden adquirir sin receta médica. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides pueden causar sangrado estomacal o problemas renales a ciertas personas. Si su hijo toma un anticoagulante, consulte siempre si es seguro que el niño tome los medicamentos AINE. Lea siempre la etiqueta de los medicamentos y siga las indicaciones. No administre estos medicamentos a los niños menores de 6 meses sin que el proveedor de salud de su hijo se lo indique.
  • No administre aspirina a su hijo. Su hijo podría presentar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daño al cerebro y al hígado y poner en peligro la vida de su hijo. Lea las etiquetas y compruebe que los medicamentos que toma su hijo no contengan aspirina, salicilatos o salicilato de metilo.

¿Cuándo debo comunicarme con el proveedor de salud de mi hijo?

  • A su hijo le aparece un nuevo dolor, o su dolor empeora y no se alivia con el analgésico para el dolor.
  • Usted tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la condición o cuidado de su hijo.

¿Cuándo debo buscar atención médica de inmediato o llamar al 911?

  • Su hijo tiene diarrea acuosa severa o el abdomen hinchado.
  • Su hijo tiene debilidad muscular o dificultad para mover sus brazos o sus piernas.
  • Su hijo mueve los ojos rápidamente y tiene dificultad para caminar derecho.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide