Skip to Content

Neumonía Eosinofílica Simple

LO QUE USTED DEBE SABER:

La neumonía eosinofílica simple es una condición en la cual la inflamación en sus pulmones causan neumonía. La inflamación es causada por el exceso de eosinófilos en sus vías respiratorias o tejidos pulmonares. Los eosinófilos son células sanguíneas blancas que su cuerpo utiliza para combatir alergias y parásitos. Los eosinófilos irritan sus tejidos pulmonares causando que se inflamen y se hinchen, y esto causa la neumonía. La neumonía eosinofílica simple también se conoce como síndrome de Löffler o eosinofilia pulmonar.


DESPUÉS DE SER DADO DE ALTA:

Medicamentos:

  • Esteroideos: El medicamento esteroideo puede ayudar a abrir las vías respiratorias para que usted pueda respirar más fácilmente. No deje de tomar este medicamento a menos que su médico de cabecera lo indique.
  • Antibióticos: Estos medicamentos pueden ser administrados para ayudarle a combatir las infecciones causadas por bacterias. Tome sus antibióticos siguiendo siempre las indicaciones de su proveedor de salud. No deje de tomar su medicamento a menos que se lo haya indicado su proveedor de salud. Nunca guarde antibióticos o tome antibióticos de sobrante que le han dado antes para otra enfermedad.
  • Medicamento para la tos:
    • Usted puede necesitar un medicamento para la tos para ayudar soltar la flema in sus pulmones y hacerla más facil para expulsar. Este tipo de medicamento de tos se llama expectorante. Si está tomando un expectorante, tome bastantes líquidos. Tosiendo la flema de sus pulmones le ayudará a respirar mejor.
    • Un tipo de medicamento para la tos que reduce su impulso para toser se llama supresor para la tos. Si su tos produce la flema, no tome un supresor a menos que su médico le diga. Por ejemplo, su médico puede sugerir que usted tome un supresor para la tos en la noche para descansar.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Tenga seguimiento con su médico de cabecera según indicado:

Anote sus preguntas para que recuerde preguntarlas durante sus citas.

Cuido propio:

  • Despeje sus vías aéreas a menudo: El respirar profundamente ayuda a abrir las vías aéreas en sus pulmones. El toser ayuda a extraer la flema de sus pulmones. Inhale fuertemente y sostenga su respiración por el tiempo que más pueda, tosa fuertemente. Tome 10 inhalaciones profundas, una después de la otra, cada hora que usted esté despierto. Recuerde de seguir cada inhalación profunda con una tos.
  • Evite cosas que puedan irritar sus pulmones: No fume y no permita que otros a su alrededor fumen. El fumar aumenta los riesgos de infecciones pulmonares y otros problemas de salud. El fumar también dificulta su recuperación después de haber tenido una infección pulmonar. Platique con su médico si usted necesita dejar de fumar. La contaminación del aire y el humo de las chimeneas o fuegos forestales en su área pueden también dificultar su respiración. Manténgase dentro, o cubra su boca y nariz con una bufanda antes de salir afuera durante clima frío.
  • Beba muchos líquidos: Esto ayuda a mantener los pasos de aire húmedos y más capaces de eliminar gérmenes y otros irritantes. Pregúntele a su médico de cabecera cuánto líquido usted debe de beber diariamente.
  • Obtenga suficiente descanso: Puede que usted sienta deseos de descansar más. Lentamente, empiece a hacer más cada día. Descanse cuando lo necesite.
  • Utilice un humidificador frío o un vaporizador: Estos aumentan la humedad en su hogar. Estos pueden facilitarle a respirar. Lave el humidificador diariamente con jabón y agua tibia para mantenerlo libre de gérmenes.
  • No tome bebidas alcohólicas: El alcohol disminuye su necesidad de toser o estornudar. Cuando usted tiene neumonía, usted necesita toser y estornudar para limpiar sus vías aéreas. El alcohol también causa que su cuerpo pierda líquidos. Esto puede hacer que la flema en sus pulmones sea más gruesa y más difícil de toser.

Comuníquese con su médico de cabecera si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Su piel tiene comezón, está hinchada o tiene sarpullido.
  • Sus síntomas no mejoran con tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Busque ayuda inmediatamente o llame al 911 si:

  • Sus síntomas están empeorando o regresando.
  • Usted repentinamente tiene dificultad para respirar.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide