Skip to Content

Nefrolitotomía Abierta

LO QUE NECESITA SABER:

Una nefrolitotomía abierta es una cirugía para extraer los cálculos renales.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía :

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • Un enema puede ser necesaria antes de su cirugía. Esto es un líquido que se coloca dentro de su recto para ayudar a vaciar su intestino.
  • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la ciurgía. Podrá recibir anestesia a través de su sonda intravenosa (IV). O también la puede inhalar a través de una máscara o de un tubo que se coloca en su garganta. El tubo puede causar que sienta la garganta irritada cuando se despierte.
  • Una sonda de Foley es un tubo que se coloca en su vejiga para drenar la orina dentro de una bolsa. Mantenga la bolsa debajo del nivel de su cintura. Esto ayudará a prevenir una infección y otros problemas causados por el flujo de orina de regreso a su vejiga. No jale del catéter. Esto podría ser doloroso, hacer que sangre y que el catéter se salga. Mantenga la tubería del catéter libre de torceduras para que la orina fluya hacia la bolsa. Los médicos le quitarán el catéter tan pronto como sea posible para evitar que contraiga una infección.
  • Una sonda endotraqueal (ET) pueden colocarle un respirador en la boca. Este tubo se coloca por la tráquea y está conectado a una máquina para mantener las vías respiratorias abiertas y ayudarle a respirar durante la cirugía.

Durante si cirugía:

Su médico podría inyectarle un medio de contraste y hacerle una ecografía para ver parte del riñón. Le harán una incisión en el costado. El médico hará una incisión en el riñón para extraer los cálculos. Es posible que el médico también le quite una pequeña parte del riñón para que la orina drene con mayor facilidad. Podría extraerle todo el riñón si está muy dañado debido a los cálculos. Le tomarán radiografías del riñón para comprobar que le han extraído todos los cálculos. Pondrán tubos delgados cerca del riñón para drenar el líquido de las incisiones. Cerrarán las incisiones con puntos de sutura o cinta quirúrgica y las cubrirá con un vendaje.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Cuando sus médicos determinen que usted esta bien, lo llevaran a su habitación del hospital. Las vendas utilizadas para cubrir los puntos de sutura mantienen el área limpia y seca para prevenir una infección. Un médico podría quitar los vendajes poco después de su cirugía para revisar la herida o los drenajes.

  • Es posible que usted necesite caminar el mismo día de la cirugía o al día siguiente. El movimiento ayudará a evitar la formación de coágulos de sangre. Es posible que también le den ejercicios para hacer en la cama. No se levante de la cama por su cuenta hasta que su médico le indique que puede hacerlo. Hable con sus médicos antes de levantarse por primera vez. Es posible que usted necesite ayuda para levantarse de forma segura. Cuando usted pueda levantase por su cuenta, siéntese o acuéstese de inmediato si se siente débil o mareado. Entonces oprima el botón de llamada para que los médicos sepan que necesita ayuda.
  • Tos y respiración profunda disminuirá el riesgo de que contraiga una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla en sus labios y respire lento y profundo. Luego exhale y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
  • Podrá volver a comer y beber gradualmente después de la cirugía. Primero le darán trocitos de hielo y líquidos claros, como agua, caldo, jugo y gaseosas claras. Si no presenta malestar estomacal, podrá empezar a comer comidas blandas, como helado y salsa de manzana. Una vez que pueda comer los alimentos blandos con facilidad, podrá comenzar a ingerir alimentos sólidos de a poco.
  • La ingesta y la eliminación de líquido que consume y que elimina. Es posible que sus médicos necesiten registrar la cantidad de líquido que está consumiendo. Es posible que también necesiten saber la cantidad que está orinando. Es posible que los médicos deban colar la orina para comprobar si hay cálculos. No deseche la orina por el inodoro a menos que los médicos le digan que puede hacerlo.
  • Medicamentos:
    • Antibióticos ayudan con el tratamiento o a prevenir una infección.
    • Los medicamentos contra las náuseas calman su estómago y evitan el vómito.
    • Los analgésicos disminuirá su dolor. No espere hasta que el dolor sea intenso para pedir mas. Los analgésicos pueden causarle mareos o somnolencia. Para no caerse, llame a un médico cuando desee levantarse de la cama o si necesita ayuda.

RIESGOS:

  • Usted podría contraer una infección sangrar más de lo esperado. También podría sentir dolor o debilidad en los músculos del abdomen. Se le podrían dañar el estómago, los intestinos, los vasos sanguíneos o los nervios durante la cirugía. Podría tener dificultad para respirar. Es posible que se vuelvan a formar cálculos renales, aún después de la cirugía. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto podría llegar a ser mortal.
  • Sin tratamiento, los cálculos renales pueden hacer que la orina deje de drenar correctamente del riñón. Esto podría provocar una infección, daño en los riñones o insuficiencia renal. Esto puede poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide