Skip to Content

Nefrectomía Laparoscópica De Donante Vivo

LO QUE NECESITA SABER:

La nefrectomía laparoscópica de donante vivo es una cirugía para remover un riñón y trasplantarlo a otra persona. La cirugía laparoscópica se realiza a través de pequeñas incisiones en el costado.

Riñón, uréteres, vejiga

COMO PREPARARSE:

La semana antes de su cirugía:

  • Haga arreglos para que alguien lo lleve a su casa después de la cirugía.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.
  • Es posible que deba hacerse análisis de sangre y orina. También es probable que necesite un electrocardiograma (ECG), radiografías, una tomografía computarizada (TAC), imágenes de resonancia magnética (RM) o una arteriografía renal.

La noche previa a la cirugía:

  • Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche.
  • La preparación intestinal le ayudará a limpiar sus intestinos antes de la cirugía. Su médico puede pedirle que use un enema, un medicamento para preparación intestinal o ambos. Un enema usa un medicamento o agua tibia que se le pone en el recto para ayudar a vaciar sus intestinos. El medicamento para la preparación intestinal viene en forma de líquido para beber.

El día de su cirugía:

  • Tome solo los medicamentos indicados por su cirujano.
  • No coma ni beba nada en la mañana de su cirugía. Sus intestinos necesitan estar vacíos durante su cirugía. Si necesita tomar medicamentos, tómelos con pequeños sorbos de agua. Usted puede necesitar un enema adicional la mañana de su cirugía. Es posible que también le pidan que tome más medicamento para la preparación intestinal.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Informe a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido problemas con la anestesia en el pasado.
  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Se colocará una vía intravenosa en una vena. Es posible que se le administren líquidos o medicamentos por la vía IV.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Le administrarán anestesia general para que duerma y esté libre de dolor durante la cirugía.
  • Su cirujano hará de 3 a 5 incisiones pequeñas por donde pasarán los instrumentos. Su abdomen se llenará con gas (dióxido de carbono) para levantar la pared abdominal para que así su cirujano pueda ver mejor el riñón. Su médico usará los instrumentos para sujetar, atar o cortar los vasos sanguíneos. El riñón se extirpa a través de una incisión más grande en su abdomen.
  • Las incisiones serán cerradas con puntadas y se cubrirán con vendas.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Cuando sus médicos determinen que usted está bien, lo llevarán a su habitación del hospital. Los vendajes utilizados para cubrir los puntos de sutura mantienen el área de la cirugía limpia y seca para prevenir una infección. Un médico podría retirar los vendajes para revisar el área.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Usted no puede acudir a su cirugía.
  • Tiene fiebre.
  • Usted se resfría o se engripa.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía.

RIESGOS:

Usted podría contraer una infección sangrar más de lo esperado. Puede tener problemas para respirar. Su cirugía laparoscópica puede convertirse en una cirugía abierta si se presentan problemas. Nervios, vasos sanguíneos, músculos, intestinos y otros órganos podrían sufrir daño. El gas utilizado durante la cirugía puede causar dolor de hombro o pecho por 1 o 2 días después de la cirugía. Se le puede formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto podría poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.