Skip to main content

Menisectomía

LO QUE NECESITA SABER:

Una meniscectomía es la cirugía para reparar su menisco, o remover cualquier pieza rota. El menisco es el cartílago de la rodilla, que actúa como un amortiguador y ayuda a que su rodilla pueda moverse correctamente.

Anatomía de la rodilla

COMO PREPARARSE:

La semana antes de su cirugía:

  • Haga arreglos para que alguien lo lleve a su casa después de la cirugía.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted esté tomando. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento antes de la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.
  • Es posible que usted necesite hacerse exámenes de sangre, tomarse radiografías o hacerse otros exámenes antes de la cirugía. Pida más información acerca de estos otros exámenes que pueda usted necesitar. Anote la fecha, hora y lugar correcto de cada prueba.

La noche previa a la cirugía:

Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche.

El día de su cirugía:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Tome solo los medicamentos indicados por su cirujano.
  • Se colocará una vía intravenosa en una vena. Usted puede recibir medicamentos o líquidos a través de la vía intravenosa.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Informe a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido problemas con la anestesia en el pasado.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Pueden administrarle anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. Es posible que en cambio le apliquen anestesia raquídea para adormecer el área de la cirugía. Con la anestesia raquídea, usted podría sentir presión o molestia durante la cirugía, pero no debería sentir ningún dolor.
  • Su cirujano le hará una o más incisiones pequeñas en la rodilla. En su lugar, se le puede practicar una cirugía abierta de rodilla con una incisión más grande. El cirujano colocará un artroscopio dentro de la rodilla. Un artroscopio es un tubo delgado con una cámara en su extremo. Usará el artroscopio y otros instrumentos pequeños para localizar y reparar su menisco.
  • Su cirujano podría reparar su menisco con puntos o un dispositivo. Podría quitar todo o parte de su menisco. Su cirujano podría trasplantar un pedazo de menisco de donante dentro de su rodilla para reemplazar la parte que le extrajo. También podrá arreglar otras lesiones en los huesos, ligamentos, tendones o tejido durante la cirugía. La incisión se va a cerrar con puntos de sutura, cinta adhesiva o vendajes.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Sus puntadas pueden ser cubiertas con una gasa limpia y con un vendaje elástico. Los médicos lo vigilarán de cerca en caso de cualquier problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Cuando los médicos vean que se encuentra bien, es posible que le permitan regresar a casa. Si usted permanecerá en el hospital, lo llevarán a su habitación.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Tiene fiebre.
  • Usted se resfría o se engripa.
  • Usted tiene una cortada, enrojecimiento o salpullido en la rodilla o cerca de ella.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía.

RIESGOS:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Los tejidos y cartílago de su rodilla podrían dañarse durante la cirugía. Si le hacen un trasplante de menisco, éste podría rasgarse, encogerse o salirse del puesto. Después de la cirugía, es posible que tenga dolor continuo o rigidez en su rodilla. Con el tiempo, usted podría desarrollar una enfermedad en la articulación, o el cartílago y los huesos de su rodilla podrían romperse. Es posible que usted necesite esta cirugía más de una vez, como también es posible que necesite otro tipo de cirugía en su rodilla. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna. Esto podría poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.