Skip to Content

Mal Aliento, Cuidados Ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

El mal aliento

o halitosis, puede suceder de vez en cuando o ser un problema de larga duración. La causa más común es la descomposición de alimentos que terminan pegándose entre sus dientes, su lengua o alrededor de sus encías. Sin un cuidado dental apropiado, el mal aliento puede desarrollarse. Es probable que el mal aliento también sea causado por cualquiera de los siguientes:

  • Sequedad en la boca
  • El deterioro de los dientes, la acumulación de placa, enfermedad de las encías o vejigas en la boca
  • Alimentos, como la carne roja, las cebollas, el ajo y el queso
  • Bebidas como el jugo de naranja, el café y las bebidas gaseosas
  • El tabaco y el alcohol
  • Trastornos médicos como la diabetes, enfermedad del riñón o hígado, o sinusitis

Comuníquese con su proveedor de salud para los siguientes síntomas:

  • Su mal aliento no desaparece o más bien empeora.
  • Usted tiene mal aliento y cualquiera de los siguientes:
    • Dientes flojos
    • Encías dolorosas e inflamadas que sangran con facilidad
    • Fiebre o dolor de garganta
    • Tos con flemas
    • Secreción nasal verde o amarilla
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados

El tratamiento para el mal aliento

puede llegar a incluir cualquiera de los siguientes:

  • Cepíllese los dientes al menos 2 veces al día. Es probable que necesite cepillarse los dientes después de cada comida. Use una pasta dental con fluoruro. Cepíllese la boca y las encías. Quítese las dentaduras postizas o retenedores. Póngalos en agua durante la noche en una solución desinfectante.
  • Use hilo dental por lo menos 1 vez al día. Esto ayuda a remover la comida que se queda atascada entre los dientes.
  • Enjuáguese la boca con enjuague bucal por 30 segundos y luego escúpalo. Pregúntele a su proveedor de salud si usted necesita de un enjuague bucal con receta médica.
  • Coma más frutas y vegetales a diario. Las zanahorias, apio y otros vegetales pueden ayudar a prevenir la acumulación de placa en sus dientes. Evite alimentos y bebidas que causan mal aliento. Algunos ejemplos incluyen la carne roja, el ajo, las cebollas, el pescado, los huevos, el jugo de naranja y las bebidas gaseosas.
  • No fume ni tome bebidas alcohólicas. El tabaco y el alcohol pueden causar halitosis. Si usted fuma, nunca es tarde para dejar de hacerlo. Pida más información si usted necesita ayuda para dejar de fumar.
  • Trate la sequedad en su boca. Tome más agua, coma mentas sin azúcar o mastique goma de mascar sin azúcar. Esto le ayudará a producir más saliva. La saliva ayuda a disminuir el mal aliento.
  • Vaya al dentista por lo menos 2 veces al año para que le hagan un examen y le limpien los dientes. Su dentista puede ayudar a prevenir o tratar el mal aliento u otros problemas con sus dientes o boca.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide