Skip to Content

Mal Aliento

CUIDADO AMBULATORIO:

El mal aliento

o halitosis, puede suceder de vez en cuando o ser un problema de larga duración. La causa más común es la descomposición de alimentos que terminan pegándose entre sus dientes, su lengua o alrededor de sus encías. Sin un cuidado dental apropiado, el mal aliento puede desarrollarse. Es probable que el mal aliento también sea causado por cualquiera de los siguientes:

  • Sequedad en la boca
  • El deterioro de los dientes, la acumulación de placa, enfermedad de las encías o vejigas en la boca
  • Alimentos, como la carne roja, las cebollas, el ajo y el queso
  • Bebidas como el jugo de naranja, el café y las bebidas gaseosas
  • El tabaco y el alcohol
  • Trastornos médicos como la diabetes, enfermedad del riñón o hígado, o sinusitis

Consulte con su proveedor de salud si:

  • Su mal aliento no desaparece o más bien empeora.
  • Usted tiene mal aliento y cualquiera de los siguientes:
    • Dientes flojos
    • Encías dolorosas e inflamadas que sangran con facilidad
    • Fiebre o dolor de garganta
    • Tos con flemas
    • Secreción nasal verde o amarilla
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

El tratamiento para el mal aliento

puede incluir cualquiera de los siguientes:

  • Cepíllese los dientes por lo menos 2 veces al día. Es probable que necesite cepillarse los dientes después de cada comida. Use una pasta dental con fluoruro. Cepíllese la boca y las encías. Quítese las dentaduras postizas o retenedores. Póngalos en agua durante la noche en una solución desinfectante.
  • Use hilo dental por lo menos 1 vez al día. Esto ayuda a remover la comida que se queda atascada entre los dientes.
  • Enjuáguese la boca con enjuague bucal por 30 segundos y luego escúpalo. Pregúntele a su proveedor de salud si usted necesita de un enjuague bucal con receta médica.
  • Coma más frutas y vegetales a diario. Las zanahorias, apio y otros vegetales pueden ayudar a prevenir la acumulación de placa en sus dientes. Evite alimentos y bebidas que causan mal aliento. Algunos ejemplos incluyen la carne roja, el ajo, las cebollas, el pescado, los huevos, el jugo de naranja y las bebidas gaseosas.
  • No fume ni tome bebidas alcohólicas. El tabaco y el alcohol pueden causar halitosis. Si usted fuma, nunca es tarde para dejar de hacerlo. Pida más información si usted necesita ayuda para dejar de fumar.
  • Trate la sequedad en su boca. Tome más agua, coma mentas sin azúcar o mastique goma de mascar sin azúcar. Esto le ayudará a producir más saliva. La saliva ayuda a disminuir el mal aliento.
  • Vaya al dentista por lo menos 2 veces al año para que le hagan un examen y le limpien los dientes. Su dentista puede ayudar a prevenir o tratar el mal aliento u otros problemas con sus dientes o boca.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide