Skip to Content

Linfedema

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca del linfedema?

El sistema linfático contiene líquido, vasos, tejido y órganos. Este sistema elimina y transporta el líquido a través del cuerpo. También ayuda al cuerpo a combatir las infecciones. El linfedema es la acumulación de líquido linfático en el tejido graso debajo de la piel. La acumulación provoca que el área se inflame. El linfedema puede ocurrir en cualquier momento en que los vasos linfáticos estén obstruidos o dañados.

¿Qué aumenta su riesgo de linfedema?

  • Cirugía para extraer los ganglios linfáticos en la axila, ingle, pelvis o cuello
  • Radiación en los ganglios linfáticos de la axila, ingle, pelvis o cuello
  • Cirugía en el pecho, cabeza, cuello o pelvis
  • Sobrepeso u obesidad
  • Antecedentes de insuficiencia venosa
  • Infección o lesión
  • Antecedentes de enfermedades que afectan el sistema linfático como la enfermedad de Milroy

¿Cuáles son los signos y síntomas del linfedema?

Los signos y síntomas podrían presentarse en el área en donde se extrajeron los ganglios linfáticos o en el brazo, pierna, pecho o axila.

  • Inflamación o comezón
  • Dolor o ardor
  • Piel estirada, dura o roja
  • Pérdida de cabello
  • Pesadez o sentirse lleno
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Rigidez

¿Cómo se diagnostica el linfedema?

Su médico le examinará las áreas de inflamación y le preguntará sobre sus síntomas. Infórmele si usted alguna vez ha tenido cáncer, radioterapia o una cirugía. Usted podría necesitar un ultrasonido, una imagen por resonancia magnética (IRM), tomografía computarizada o un escán nuclear. Estos exámenes toman imágenes del sistema linfático. Podrían mostrar áreas con acumulación de líquido. A usted podrían darle un tinte para ayudar a que el sistema linfático se vea mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo. Es posible que usted necesite otros exámenes para averiguar si existen otras causas de la inflamación.

¿Cuál es el tratamiento para el linfedema?

No existe cura para el linfedema. El tratamiento puede aliviar los síntomas y evitar que empeore el linfedema. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • El masaje terapéutico ayuda a mover el líquido linfático a través de su cuerpo. Lo realiza un especialista que también le podría enseñar cómo realizarse el masaje usted mismo.
  • Los dispositivos de compresión son fundas, guantes, botas o vendajes. Estos dispositivos usan presión para ayudar a mover el líquido linfático y a evitar la acumulación de líquido.
  • Fisioterapia pueden ayudar a disminuir la inflamación y el dolor. También podría ayudar a mejorar la fuerza.
  • Cirugía podría usarse si otros tratamientos no funcionan. La cirugía se realiza para extraer el tejido, drenar el líquido o crear un ruta para que fluya el líquido linfático.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Eleve su brazo o pierna por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye su brazo o pierna sobre almohadas o cobijas para mantenerlo elevado y cómodo.
  • Use medias, fundas o vendajes de compresión según las indicaciones. Los dispositivos de compresión deben ser medidos por su médico. Los dispositivos de compresión podrían requerir ser reemplazados cada 3 a 6 meses.
  • El ejercicio puede ayudarlo a mantener o a recuperar la función de su brazo o pierna. Pregunte a su médico qué tipo de ejercicio hacer y con qué frecuencia. Comience lentamente, tome descansos y gradualmente comience a realizar más cada día. No realice ejercicios agotadores y repetidos. Esté atento a posibles cambios en su brazo o en su pierna durante el ejercicio. Pare y descanse si presenta inflamación, más dolor o pesadez. Eleve su brazo o pierna por encima del nivel de su corazón.
  • Cambie su posición con frecuencia para ayudar a que el líquido linfático se mueva a través de su cuerpo. No se quede sentado o de pie en la misma posición por más de 30 minutos. No cruce sus piernas cuando se siente. Estas acciones pueden provocar la acumulación de líquido linfático.
  • Mantenga un peso saludable. Pregunte a su proveedor cuál debería de ser su peso. La pérdida de peso podría mejorar sus síntomas. Si usted necesita perder peso, su médico puede ayudarlo a crear un programa de pérdida de peso.

¿Cómo puedo cuidar mi piel y ayudar a evitar una infección?

Una infección cutánea puede empeorar su linfedema. Haga lo siguiente para disminuir su riesgo de una infección cutánea en su brazo o pierna con linfedema:

  • Lávese la piel con cuidado y séquela bien. Use un jabón suave para lavar su piel. Seque su piel suavemente después de bañarse. Aplique una crema o loción suave para humectar su piel y evitar que se reseque o se agriete. Mantenga sus pies limpios y secos.
  • Proteja su piel de una herida. Utilice guantes cuando lave los platos o cuando realice jardinería. Corte sus uñas rectas para evitar una lesión en sus dedos de las manos y pies. Utilice un bloqueador solar y repelente de insectos para evitar quemaduras y lesiones. Use pantuflas en su hogar. Use zapatos cuando salga.
  • Revise su piel todos los días en busca de signos de infección. Los signos de infección incluyen enrojecimiento, inflamación, más calor o pus. Usted también podría tener fiebre o escalofríos.
  • Cuide sus cortadas, rasguños o quemaduras. Aplique pomada antibiótica en las cortadas y otras lesiones pequeñas en su piel. Aplique un paquete frío o agua fría por 15 minutos sobre una quemadura. Después lávela con jabón y agua. Cubra los rasguños, cortadas o quemaduras con una gasa o vendaje limpios y secos como se le indique. Mantenga el área limpia y seca.
  • Informe a sus médicos que tiene linfedema. Dígales que no usen una vía intravenosa, que no le extraigan sangre, ni que le tomen la presión arterial en el brazo o pierna con el linfedema. Si usted tiene linfedema en ambos brazos, pídales que tomen la presión arterial en su pierna. No permita que lo vacunen contra la influenza en el brazo con linfedema.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Usted tiene un área abierta en la piel que se ve roja o inflamada o que drena pus.
  • Sus síntomas, como la inflamación o el dolor, empeoran.
  • Sus brazos o piernas se sienten pesados o no los puede mover.
  • Su piel se vuelve dura, gruesa o áspera.
  • Usted tiene una herida en la piel que no cicatriza.
  • Los zapatos, la ropa, los anillos o las pulseras le quedan apretados.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide