Skip to Content

Leucemia Linfocítica Aguda, Cuidados Ambulatorios

INFORMACIÓN GENERAL:

La leucemia linfocítica aguda (LLA)

o leucemia linfoblástica aguda es un tipo de cáncer en los glóbulos blancos. Los linfocitos son un tipo de glóbulos blancos. Una persona con LLA produce más linfocitos que los que su cuerpo necesita. Estos linfocitos anormales se conocen como linfoblastos (células leucémicas). Los linfoblastos no combaten las infecciones como los glóbulos blancos normales. Éstos se reúnen alrededor de la médula ósea y evitan el crecimiento de las células sanguíneas normales que combaten las infecciones.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Sangrar o desarrollar moretones fácilmente
  • Dolor abdominal, de los huesos o de las articulaciones, o dolores de cabeza
  • Enfermedades frecuentes, como resfriados, tos o gripe
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, axilas o ingle
  • Falta de aliento o sentirse muy cansado
  • Fiebre
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Sudores nocturnos

Llame al 911 por cualquiera de los siguientes:

  • Brazo o pierna tibios, sensibles, inflamados, rojos y adoloridos
  • Usted siente desvanecimiento, falta de aliento y dolor de pecho
  • Usted tose sangre

Busque cuidados inmediatos para los siguientes:

  • Dolor de cabeza, cuello rígido, o dificultad para ver o pensar con claridad
  • Fiebre después de recibir quimioterapia en las últimas 2 semanas

El tratamiento para la LLA

puede suceder en fases. En la primera fase, los proveedores de salud le darán tratamientos para lograr que su LLA entre en remisión. La remisión significa que ya no hay más signos de leucemia. Después de haber estado en remisión, usted recibirá la próxima fase de tratamiento, conocida como tratamiento posterior a la remisión. La meta de esta fase es matar toda célula de leucemia que haya quedado escondida y ayudarle a usted a permanecer en remisión. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • La quimioterapia se utiliza para eliminar células cancerosas. Su médico podría administrarle 2 o más tipos de quimioterapia.
  • La radioterapia reduce el tamaño de los tumores y elimina las células cancerosas con rayos X o rayos gamma. Podría administrarse sola o junto con la quimioterapia para tratar el cáncer.
  • Un trasplante podría ser parte de su tratamiento posterior a la remisión. Durante este procedimiento, se inserta médula ósea o células madre en su sangre a través de una vía intravenosa. Las células madre llegan a su médula ósea y comienzan a producir nuevas células sanguíneas.

Controle su LLA:

  • Prevenga una infección. Lávese las manos con frecuencia, evite a las personas que están enfermas y limpie sus humidificadores a diario. Pídale a su proveedor de salud más información sobre la prevención de infecciones.
  • Prevenga sangrados y moretones. Tenga cuidado con objetos afilados o puntiagudos, como cuchillos y palillos de dientes. No practique deportes de contacto como el futbol americano. Use un cepillo de dientes suave. No use hilo dental cuando su conteo de plaquetas esté bajo. Límpiese la nariz cuidadosamente. Su nariz podría sangrar si se la toca mucho. No tome medicamentos AINEs o aspirina. Los AINE y la aspirina diluye su sangre y aumentan su riesgo de sangrados.
  • No fume cigarrillos ni tome bebidas alcohólicas. El alcohol puede diluir su sangre y facilitar el sangrado. El fumado aumenta su riesgo de cáncer nuevo o recurrente. El fumado también atrasa la sanación después del tratamiento. Pídale a su proveedor de salud más información si usted fuma o toma en la actualidad y necesita ayuda para dejar de hacerlo.
  • Tome líquidos según indicaciones. Es probable que necesite tomar líquidos adicionales para prevenir la deshidratación, sobre todo si está vomitando o tiene diarrea debido a los tratamientos del cáncer. Pregunte cuánto líquido necesita a diario y cuáles líquidos son mejores para usted.
  • Ejercítese según indicaciones. La LLA o su tratamiento puede provocarle cansancio. El ejercicio puede ayudarle a tener más energía.
  • Consuma alimentos sanos. Los alimentos sanos pueden ayudarle a sentirse mejor y tener más energía. Si usted tiene dificultad para tragar, es probable que le den medicamentos suaves o líquidos. Pregunte sobre algún tipo de nutrición adicional que usted pueda necesitar, como batidos nutritivos o vitaminas. Dígale a su proveedor de salud si tiene problemas para comer o si tiene náuseas.

Programe una cita con su proveedor de salud según indicaciones:

Usted tendrá que ir a ver a su oncólogo para tratamiento continuo. Anote sus preguntas para que las recuerde durante sus citas de seguimiento.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide