Skip to Content

Lesión Contundente En El Abdomen En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Una lesión contundente en el abdomen en niños

es un golpe fuerte en el abdomen sin una herida abierta. Las causas más comunes en los niños incluyen accidentes automovilísticos, caídas y lesiones en la bicicleta o practicando deportes. El riesgo del niño de sufrir daños en un órgano interno es mayor que el de un adulto. El riesgo aumenta porque los músculos abdominales del niño no están completamente desarrollados. Si el niño es menor, tiene menos grasa abdominal que un adulto. Es posible que algunos órganos, como el páncreas, el hígado, el bazo o la vejiga del niño, resulten lesionados. Los intestinos también pueden resultar lesionados. Estas lesiones pueden causar sangrado interno y pueden ser potencialmente mortales. Es posible que el niño no tenga ningún síntoma. O bien, es posible que el niño tenga dolor abdominal, hinchazón o moretones.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • La piel del niño está pálida y fría.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar.
  • A su hijo le hace falta el aire.

Busque atención inmediata si:

  • Aumenta el dolor o la opresión en el abdomen del niño.
  • Se presenta un nuevo dolor en el hombro del niño.
  • El niño está mareado o vomita.
  • Aparece sangre en la orina o en las evacuaciones intestinales del niño.

Consulte con su médico sí:

  • El niño no tiene evacuaciones intestinales.
  • El niño tiene fiebre.
  • Los ojos o la piel del niño están amarillos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento para una lesión contundente en el abdomen del niño

depende de la gravedad de la lesión del niño. Las lesiones leves, tales como moretones y molestias, se supervisarán durante un periodo breve. Es posible que a su niño le administren medicamentos para disminuir el dolor. Es posible que las lesiones graves, como los daños en los órganos, los vasos sanguíneos y los huesos, requieran cirugías.

Limite la actividad física de su niño:

Pídale a su niño que repose como se le indique. Esto ayudará a disminuir el dolor y a prevenir otras lesiones. Pregunte al médico cuándo el niño puede retomar las actividades normales. Las siguientes actividades deberán suspenderse hasta que el médico del niño autorice su realización:

  • Clases de gimnasia
  • Los deportes
  • Andar en bicicleta, patineta o patín
  • Actividades en que los pies del niño se levanten del piso, como saltar en un trampolín

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide