Skip to Content

Lesión En Los Músculos Isquiotibiales

LO QUE NECESITA SABER:

Una lesión en los músculos isquiotibiales (músculos flexores) es una contusión, esguince o desgarro de uno de los músculos isquiotibiales. Los músculos isquiotibiales se encuentran en la parte posterior del muslo y ayudan a doblar y enderezar la pierna.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos, puede ayudar a disminuir el dolor y la inflamación.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Descanse su músculo isquiotibial como se le indique.
  • Es posible que necesite usar muletas hasta que pueda poner peso sobre la pierna lesionada sin sentir dolor. Esto ayudará a disminuir el estrés y la tensión en los músculos isquiotibiales.
  • Aplique hielo en la parte posterior del muslo de 15 a 20 minutos cada hora o según las indicaciones. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Use una venda elástica para ayudar a disminuir inflamación. Debe ser ajustada pero no apretada.
  • Eleve su pierna por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque su pierna sobre almohadas o cobijas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Asista a fisioterapia. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

Evite otra lesión en un músculo isquiotibial:

  • Pregunte cuándo puede volver a sus actividades habituales. Usted puede lesionar más sus músculos isquiotibiales si comienza a hacer actividad demasiado pronto.
  • Haga ejercicios de calentamiento y estírese antes y después de hacer ejercicio. Esto ayuda a aflojar los músculos y disminuir el estrés en los músculos isquiotibiales. Aumente el tiempo, la distancia y la frecuencia de su entrenamiento poco a poco. Un aumento repentino puede causar lesiones.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Sus signos y síntomas no mejoran con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Su pierna o pie está pálida o azul, y la siente fría cuando usted la toca.
  • Usted tiene dolor intenso.
  • Usted no puede doblar o enderezar su pierna.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide