Skip to Content

Lesión Del Ligamento Cruzado Posterior

CUIDADO AMBULATORIO:

La lesión del ligamento cruzado posterior (LCP)

es un desgarre parcial o total del ligamento en la parte posterior de su rodilla. El LCP conecta la tibia (hueso de la espinilla) con el fémur (hueso del muslo). El LCP impide que la tibia se desplace exageradamente hacia atrás o hacia delante y mantiene a la rodilla estable.

Anatomía de la rodilla

Los signos y síntomas comunes son:

Diferente a otras lesiones de ligamentos, no oirá un crujido, chasquido o rasgadura cuando usted se lesiona el LCP. Es probable que usted no presente ningún signo o síntoma, o que presente cualquiera de los siguientes:

  • Inflamación o dolor súbitos en la parte posterior de la rodilla
  • Dolor al arrodillarse
  • Rodilla que cede, causando una ligera cojera
  • Dolor al correr o al subir o bajar escaleras

Busque atención médica de inmediato si:

  • Los dedos de sus pies se sienten fríos o entumecidos.
  • Su rodilla se siente más débil o inestable.
  • Su dolor ha aumentado o regresado, aún después de tomar el medicamento para el dolor.
  • Su inflamación ha aumentado o regresado.

Llame a su médico si:

  • Sus síntomas no están mejorando.
  • Tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Tratamiento:

Puede que usted sólo necesite terapia física y aparatos de apoyo si su lesión del LCP es leve. Puede que usted necesite cirugía si tiene desgarre en el LCP o daño a otros ligamentos de la rodilla. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Un dispositivo de apoyo , como una férula o una abrazadera en la rodilla, ayuda a limitar el movimiento y proteger la rodilla. Es posible que necesite usar muletas para ayudar a disminuir el dolor cuando usted se desplaza de un lado a otro.
  • Medicamentos:
    • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
    • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • La cirugía podría ser necesario. Un LCP puede ser reparado uniendo nuevamente el ligamento rasgado. Puede que usted necesite reconstrucción si su LCP no puede ser reparado. Su LCP puede ser reemplazado con un tejido tomado de otra parte de su cuero o de un donante.
  • La fisioterapia podría recomendarse. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para mejorar la fuerza, la flexibilidad y el rango de movimiento.

Descanse:

Descanse su rodilla lo más que pueda para que pueda sanar. Regrese a sus actividades cotidianas según las indicaciones.

Dispositivos de apoyo:

Puede que usted necesite usar una tablilla o una abrazadera en la rodilla para limitar el movimiento y proteger su rodilla. Es posible que necesite usar muletas para ayudar a disminuir el dolor cuando usted se desplaza de un lado a otro.

Vaya a fisioterapia según indicaciones:

Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.