Skip to main content

Laminectomía

LO QUE NECESITA SABER:

Una laminectomía es una cirugía para extraer los arcos óseos (lámina) de una o más vértebras de su columna. Esta cirugía puede ayudar a aliviar la presión sobre la médula espinal o nervios.

Columna vertebral

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted se siente mareada, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted no puede sentir ni mover sus piernas.

Llame a su médico si:

  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Usted no puede controlar cuándo orina o tiene una evacuación intestinal.
  • Usted nota una secreción clara en su piel o vendaje que sale de su incisión.
  • Hay una protuberancia en el área de su incisión.
  • Usted tiene dolores de cabeza regulares.
  • Sus puntos de sutura o grapas están inflamados, rojos o les sale pus.
  • Se sueltan las puntadas o las grapas.
  • La sangre empapa el vendaje.
  • Su dolor empeora aún después de tomar medicamento para el dolor.
  • Usted se siente débil, entumecido o tiene dolor en su espalda, glúteos o piernas.
  • Tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Actividad:

  • Descanse tanto como sea necesario. Es probable que quiera descansar más después de la cirugía. Empiece a hacer un poco más día a día. Descanse cuando usted sienta que es necesario. Durante 1 a 2 semanas, limite las veces que sube y baja escaleras a una sola vez al día si es posible. Su cirujano le dirá cuándo está bien conducir, volver al trabajo y hacer sus actividades regulares.
  • No levante objetos pesados durante 2 semanas después de la cirugía. El cirujano le dará instrucciones específicas sobre cómo levantar de objetos. No levante nada por encima de su cabeza.
  • Siga las instrucciones sobre los movimientos que debe evitar. En general, no se doble en las caderas ni se tuerza en la cintura. Doble las rodillas y mantenga la espalda recta al recoger algo del suelo.
  • Duerma en un colchón firme. Cuando usted se acuesta de espaldas, coloque 2 o 3 almohadas debajo de sus rodillas y la parte inferior de sus piernas para elevarlas. Al acostarse de lado, doble sus rodillas y use una almohada pequeña por debajo de su cabeza y cuello. Esto disminuirá la tensión en sus hombros, cuello y brazos. No se acueste boca abajo.
  • No se siente por más de 15 a 20 minutos a la vez. Haga esto durante las 3 primeras semanas después de la cirugía. Siéntese en una silla firme con la espalda derecha. Mantenga sus pies sobre un banco y sus rodillas dobladas y ligeramente más altas que sus caderas.
  • Acuda a fisioterapia o terapia ocupacional, si se lo indican. Un terapeuta le enseñará ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda y aliviar el dolor. También, puede enseñarle técnicas para doblarse, pararse, sentarse y levantar objetos sin lastimarse.

Cuidados personales:

  • Aplique calor en la zona de la cirugía. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares. Aplíquese calor de 20 a 30 minutos cada 2 horas durante los días que le indiquen.
  • Lave cuidadosamente la herida con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.