Skip to Content

Labio Leporino Y Paladar Hendido

LO QUE NECESITA SABER:

El labio leporino es cuando hay una abertura o separación en el labio superior del niño. El paladar hendido es cuando existe una abertura o división en el paladar de la boca del niño. El niño podría tener labio leporino, paladar hendido o ambos de estos defectos de nacimiento. Estos ocurren cuando el labio del niño o el paladar de la boca no crece normalmente durante el embarazo.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Lleve al hospital objetos de su casa que usted sabe que ayudarán a consolar a su bebé, como una cobija o juguete favorito.

Una cánula intravenosa

es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.

Monitoreo:

  • Monitor cardíaco: También se conoce como ECG o EKG. Parches adhesivos colocados en la piel de su niño registran la actividad eléctrica de su corazón.
  • La ingesta y la eliminación se podrían medir. Los médicos llevarán un registro de la cantidad de líquido que su niño está recibiendo. Es posible que además necesiten saber la cantidad de líquido que su niño está orinando. Consulte con los médicos si necesitan medir o tomar una muestra de orina de su niño.
  • Oxímetro del pulso: Un oxímetro de pulso es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en la sangre de su hijo. Se coloca un cordón con una pinza o cinta adhesiva en el pie, dedo del pie, o lóbulo de oído de su hijo. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina. Nunca apague el oxímetro de pulso o la alarma. La alarma va a sonar cuando el nivel de oxígeno de su hijo este bajo o no se pueda leer.
  • Signos vitales: Los médicos van a revisar la presión sanguínea, ritmo cardíaco, ritmo respiratorio, y la temperatura de su niño. También van a hacerle preguntas a su niño sobre su dolor. Estos signos vitales proveen información a los médicos sobre el estado de salud vigente de su niño.

Exámenes:

  • Ultrasonido fetal: Este estudio utiliza ondas sonoras para mostrar imágenes del bebé dentro del útero. El médico le frotará un gel en el abdomen y pasará un instrumento manual pequeño sobre el gel. Al realizar esto, las imágenes del bebé pueden verse en un monitor.
  • Análisis de sangre: Su hijo podría necesitar exámenes de sangre para proveer a sus médicos información sobre la función de su cuerpo. La sangre puede ser extraída del brazo, mano, dedo, pies, o talón de su hijo, y también a través de un IV.
  • Radiografía del tórax: Esto es una imagen de los pulmones y del corazón del niño. Los médicos la utilizan para ver cómo están funcionando los pulmones y el corazón del niño. También podría mostrar cualquier otro defecto de nacimiento.
  • Videofluoroscopia: Al niño le darán a ingerir un líquido especial. Después de que el niño lo ingiera, le toman varias radiografías mientras él habla o deglute. Este examen podría ayudar a los médicos a hallar problemas para hablar o tragar.
  • Nasoendoscopia: Los médicos insertan un tubo a través de la boca o de la nariz del niño. Una cámara diminuta en el extremo del tubo muestra a los médicos lo que sucede cuando el niño habla.

Tratamiento:

  • Reparación del labio leporino y del paladar hendido: Esto es una cirugía para cerrar las aberturas en el labio y en la boca del niño

RIESGOS:

El niño podría necesitar más cirugías a medida que crece. Podría además necesitar cuidado dental especial para ayudar a que los dientes crezcan normalmente. Sin tratamiento, el niño podría tener problemas para succionar. Esto puede retrasar su aumento de peso a medida que crece. Se podría cansar después de comer debido al esfuerzo que hace para chupar y tragar. Los problemas para comer podrían causar que los líquidos se retrocedan en el canal auditivo de su niño. Esto aumenta la probabilidad de infecciones en el oído y problemas de audición de larga duración. La hendidura también podría provocar problemas del habla.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide