Skip to Content

La Preeclampsia Y Eclampsia Después Del Parto

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué debo saber sobre la preeclampsia y la eclampsia después del parto?

La preeclampsia es la presión arterial alta que generalmente se desarrolla después de la semana 20 de embarazo. También puede desarrollarse días o semanas después del parto, incluso si usted no tuvo presión arterial alta durante el embarazo. Cuando se desarrolla después del parto, también puede llamarse preeclampsia posparto. La preeclampsia provoca que la presión arterial sea de 140/90 o mayor. Usted también puede tener proteínas en la orina o daño a órganos como los riñones o el hígado. La preeclampsia puede provocar afecciones potencialmente mortales como un accidente cerebrovascular o el síndrome HELLP (destrucción de las células sanguíneas). También puede llevar a que se presente eclampsia, una afección que causa convulsiones a causa de la presión arterial alta.

Lecturas de la presión arterial

¿Cuáles son los signos de alerta a los que debo estar atento?

  • Presión arterial de 130/80 o más elevada.
  • Falta de aliento
  • Náuseas y vómitos o dolor de estómago intenso
  • Dolor de cabeza severo
  • Cambios en la visión o ver manchas frente a los ojos
  • Hinchazón de brazos o piernas

¿Qué puedo hacer para controlar o prevenir la preeclampsia o eclampsia después del parto?

  • Concurra a todas sus consultas de control con el médico, según lo indicado. Su obstetra revisará la presión arterial regularmente hasta que sea normal. También podría pedirle que se realice otros exámenes.
  • Tómese los medicamentos como se le indique. Podrían darle medicamentos para disminuir su presión arterial, para proteger sus órganos o para evitar convulsiones.
  • Descanse durante el día. Su médico podría indicarle que descanse más a menudo si tiene síntomas leves de preeclampsia.
  • No consuma alcohol ni fume. El alcohol, la nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden aumentar la presión arterial. También pueden dañar al bebé. Pida información a su médico si usted actualmente toma alcohol o fuma y necesita ayuda para dejar de hacerlo. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted sufre una convulsión.
  • Usted tiene dolor en el pecho.
  • Usted tiene náusea y vómito severo.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Tiene dolor de cabeza intenso que no se alivia con medicamentos.
  • Usted tiene cambios en la visión nuevos o en aumento, como visión borrosa o con manchas.
  • Usted tiene inflamación nueva o creciente en su cara o manos.
  • Tiene dolor abdominal intenso con o sin náuseas y vómitos.
  • Le falta el aire.
  • Su presión arterial es más alta de lo que le dijeron que debería estar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide