Skip to Content

La Prediabetes

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la prediabetes?

La prediabetes es un nivel de glucosa en la sangre que es más alto de lo normal. No es lo suficientemente alto para ser considerado diabetes. La prediabetes aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedad del corazón.

¿Qué aumenta mi riesgo de prediabetes?

  • Sobrepeso u obesidad
  • Falta de actividad física
  • Edad avanzada
  • Antecedentes familiares de diabetes (padres o hermanos)
  • Antecedentes de enfermedad del corazón, diabetes gestacional o síndrome de ovario poliquístico
  • Presión arterial alta o niveles de colesterol que no son normales
  • Ser afroamericano, latino, nativo americano, asiático-americano o de las islas del Pacífico

¿Cuáles son los síntomas de la prediabetes?

Es posible que usted no presente ningún síntoma. Puede tener riesgo de padecer diabetes si se le oscurece la piel en el cuello, las axilas y los codos. Cualquiera de los siguientes síntomas significa que ha pasado de tener prediabetes a tener diabetes tipo 2:

  • Más hambre o sed de lo usual
  • Orina con frecuencia
  • Agotamiento constante
  • Visión borrosa

¿Cómo se diagnostica la prediabetes?

Es posible que deba realizarse cualquiera de los siguientes exámenes para detectar la prediabetes a partir de los 45 años:

  • Un análisis A1c muestra el promedio de la cantidad de azúcar en su sangre en los últimos 2 a 3 meses.
  • Un examen de glucosa en plasma en ayunas es cuando se analiza el nivel de azúcar en la sangre después de haber ayunado por 8 horas.
  • Una prueba de glucosa en plasma de 2 horas empieza cuando le revisan el nivel de azúcar en la sangre después de haber ayunado por 8 horas. Después se le da una bebida de glucosa. El nivel de azúcar en la sangre se comprueba después de 2 horas.

¿Cómo prevenir o retrasar que la prediabetes se convierta en diabetes tipo 2?

Las opciones saludables funcionan mejor para retrasar o prevenir la diabetes tipo 2. Puede disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 realizando lo siguiente:

  • Realice actividad física con regularidad. El ejercicio puede ayudar a disminuir el nivel de azúcar en su sangre. También puede ayudar a disminuir el riesgo de tener enfermedades cardíacas y ayudarle a perder peso. Los adultos deben hacer ejercicio durante al menos 150 minutos por semana. Reparta esta cantidad de ejercicio durante al menos 3 días a la semana. No deje de ejercitar por más de 2 días seguidos. Los niños deben hacer ejercicio durante al menos 60 minutos la mayoría de los días de la semana. Ejemplos de ejercicio incluyen caminar o nadar. No se siente por más de 30 minutos. Colabore con su médico para elaborar un plan de ejercicios.
  • Baje de peso si usted tiene sobrepeso. Una pérdida de peso del 7% de su peso corporal puede ayudar a reducir el nivel de azúcar en su sangre. Su médico puede indicarle cuál es el peso saludable para usted. Puede ayudarlo a crear un plan para perder peso.
  • Consuma alimentos saludables. Consuma una variedad de frutas y verduras, así como alimentos integrales con más frecuencia. Escoja productos lácteos, carnes y otras proteínas que sean bajas en grasa. Consuma pocos dulces como caramelos, galletas, sodas regulares y bebidas azucaradas. Usted también puede disminuir las calorías comiendo porciones pequeñas. Trabaje junto con su médico o dietista para desarrollar un plan de alimentación adecuado para usted.
  • Tome los medicamentos como se le haya indicado. Su médico puede indicarle medicamentos para la diabetes si usted está en alto riesgo de tener diabetes. También puede necesitar medicamentos para la hipertensión y para el colesterol alto.

¿Qué más puedo hacer para controlar mi salud?

  • Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron. Usted necesitará regresar cada año para que le realicen pruebas de diabetes.
  • No fume. La nicotina puede dañar los vasos sanguíneos. Puede tener otras afecciones, como la enfermedad pulmonar, si usted fuma. No use cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo en vez de cigarrillos o para tratar de dejar de fumar. Todos estos aún contienen nicotina. Pida a su médico información si usted fuma actualmente y necesita ayuda para dejar de hacerlo.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene más hambre o sed de lo usual.
  • Usted está orinando con más frecuencia de lo normal.
  • Siempre está exhausto.
  • Usted tiene visión borrosa.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Learn more about La Prediabetes

Associated drugs

Hide