Skip to Content

La Lactancia Y La Congestión Mamaria

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de la congestión mamaria:

La congestión del seno se desarrolla cuando se acumula demasiada leche en su seno. Es normal que sus senos se sientan inflamados, pesados y sensibles cuando le baja la leche. A esto se le conoce como llenura de la mama. Cuando usted comienza a sentir sus senos adoloridos y duros, la llenura se ha convertido en congestión. La congestión mamaria usualmente ocurre dentro de 3 a 5 días después del parto. La congestión puede suceder si usted no está amamantando o si no se está extrayendo la leche con frecuencia, o si produce mucha leche. Su bebé podría tener dificultad para prenderse a su seno para alimentarse. Sin tratamiento, la congestión puede provocar que se tapen los conductos de leche o que una infección que se conoce como mastitis.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Seno inflamado y sensible
  • Sentir un seno duro al tacto o que se vea estirado o brillante
  • Seno cálido, rojo o palpitante
  • Pezón plano
  • Fiebre baja

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene fiebre con escalofríos o dolor corporal.
  • Usted tiene dolor e inflamación en uno o ambos senos, lo que le impide amamantar.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene un bulto sensible en el seno que crece lentamente y usualmente se forma en un lado de su seno.
  • Usted tiene una protuberancia pequeña y blanca en su pezón.
  • Sus síntomas no mejoran dentro de 24 horas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El manejo de su síntomas:

  • Amamante o extraiga la leche cada 2 o 3 horas. Amamantar con frecuencia ayudar a disminuir la molestia de la congestión. Extraiga su leche con una bomba antes de amamantar. Esto le ayudará a suavizar sus senos y su pezón, y permitirle a su bebé que se prenda mejor.
  • Vacíe sus senos completamente. Tómese su tiempo cuando amamante para permitir que su bebé vacíe sus senos. Trate de no cambiar de seno muy pronto. Extraiga la leche después de amamantar si su bebé no está vaciando sus senos cuando se alimenta.
  • Masajee su seno. El masaje en los senos contribuye a vaciar su seno congestionado y a aliviar el dolor. Masajee su seno suavemente antes de amamantar y durante la sesión de lactancia para ayudar a aumentar el flujo de leche. Pase la mano con cuidado por el seno, comenzando por la parte de afuera y dirigiéndose hacia el pezón. Es posible que el masaje de los senos también ayude a evitar la congestión mamaria cuando se realiza durante los primeros días después de dar a luz.
  • Aplique una compresa fría entre cada sesión de lactancia. El frío podría ayudar a aliviar la inflamación y el dolor en su seno congestionado. Moje una toalla con agua fría, exprímala y colóquela en su seno. Pregunte por cuánto tiempo y con qué frecuencia usar una compresa fría.
  • Use un sostén de soporte. El sostén debería quedarle bien, pero no muy ajustado.
  • Aplique calor a sus senos antes de amamantar. Coloque una toalla tibia y mojada sobre su seno o dese un baño con un agua tibia. Esto puede ayudarla a aumentar el flujo de leche.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Para más información:

  • American Academy of Pediatrics
    141 Northwest Point Boulevard
    Elk Grove Village , IL 60007-1098
    Phone: 1- 847 - 434-4000
    Web Address: http://www.aap.org
  • La Leche League International
    957 North Plum Grove Road
    Schaumburg , IL 60173
    Phone: 1- 847 - 519-7730
    Phone: 1- 800 - 525-3243
    Web Address: http://www.lalecheleague.org

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide