Skip to Content

La Embolización

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de la embolización:

La embolización es un procedimiento para crear un coágulo, o bloqueo, en un vaso sanguíneo. Esto impide que la sangre fluya al área. Este procedimiento puede usarse para tratar muchas enfermedades. Puede ayudar a detener el sangrado (hemorragia) intenso o impedir la ruptura de un aneurisma. Puede eliminarse una conexión anormal entre las arterias. La embolización puede detener el flujo de sangre a un tumor, como un fibroma uterino o un tumor cancerígeno. Pueden administrarle quimioterapia durante una embolización para tratar un tumor cancerígeno. Esto se conoce como quimioembolización.

Cómo debo prepararme para este procedimiento:

A veces, la embolización se realiza como un procedimiento de emergencia. Esto significa que no quizá no tenga tiempo para prepararse. En el caso de una embolización que no es de emergencia, las siguientes son pautas generales para cómo prepararse:

  • Dígale a su médico sobre todas sus alergias. Esto incluye si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al contraste líquido, la anestesia o los antibióticos. Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche de la noche previa al procedimiento. Pídale a alguien que lo lleve a su casa. La persona debe permanecer con usted para ayudarlo y estar atento a cualquier problema que pueda desarrollar.
  • Entregue a su médico una lista de todos sus medicamentos. Incluya todos los medicamentos y suplementos que toma. Es posible que necesite suspender el uso de anticoagulantes o aspirina varios días antes de su procedimiento. Esto ayudará a disminuir su riesgo de sangrado. No deje de tomar medicamentos a menos que su médico se lo indique. Su médico le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no el día del procedimiento.
  • Es posible que le ordenen exámenes de sangre para determinar qué tan bien coagula su sangre y la función renal. Dependiendo de la razón para este procedimiento, pueden hacerle una RM, una ecografía, rayos X o una TC. Estas imágenes ayudarán a su médico a examinar la zona donde trabajará.
  • Si usted es una mujer, infórmele a su médico si usted está o cree estar embarazada. Tal vez no pueda hacerse ciertas pruebas porque pueden dañar al bebé por nacer. Su médico puede necesitar tomar precauciones adicionales para otras pruebas.

Qué sucederá durante el procedimiento:

  • Es posible que le administren anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor. También pueden administrarle una sedación moderada. Esto significa que estará despierto durante el procedimiento, pero no debería sentir dolor. Su médico colocará un anestésico sobre la piel donde se realizará el procedimiento. Hará una pequeña incisión sobre una arteria. Guiará un catéter (tubo delgado) hacia la arteria. Se usará un líquido de contraste para que su médico vea las arterias con mayor claridad.
  • El médico utilizará un tipo de rayos X que genera una imagen en movimiento de las arterias. Esto lo ayudará a mover el catéter hacia el lugar correcto. El catéter se mueve hacia arriba hasta que alcanza la arteria correcta. El médico pondrá un medicamento o un material en la arteria para desacelerar o detener el flujo de sangre. Esto puede ser un espiral, una espuma, perlas, un tapón o un líquido. El líquido también puede contener material que es más grande que las células de la sangre.
  • Su médico removerá el catéter. Utilizará presión para detener cualquier sangrado que ocurra. No es necesario suturar la zona de la incisión. Será pequeña y se cerrará sola. Se cubrirá con un vendaje para evitar que se infecte.

Qué esperar después del procedimiento:

  • Usted puede tener dolor durante unos días. Dependiendo de la razón por la que le hicieron este procedimiento, también puede tener dolor de cabeza o calambres. Puede que tenga dolor, sangrado o un moretón donde le colocaron el catéter en la pierna. Todos estos síntomas son normales y deben mejorar pronto. Se le podría administrar medicamento para el dolor por vía intravenosa (IV) o con una bomba. Una bomba le permite controlar cuándo se administra el medicamento para el dolor.
  • Usted debe esperar permanecer en el hospital al menos durante la noche. Si le hicieron este procedimiento para tratar un sangrado intenso, puede tardar 24 horas para saber si el sangrado se detuvo.
  • Los médicos lo ayudarán a caminar después del procedimiento. Esto ayudará a evitar coágulos de sangre. No se levante hasta que sus médicos lo autoricen. Preferirán que permanezca recostado en una posición durante cierto tiempo. Cuando lo autoricen a caminar, lo ayudarán a levantarse y andar con seguridad.

Riesgos de la embolización:

Es posible que usted sangre más de lo esperado o que desarrolle una infección. La zona a tratar puede dañarse durante el procedimiento. La arteria puede dañarse por el catéter, o puede desarrollar un coágulo de sangre. Los riñones pueden dañarse por el líquido de contraste. El material que se coloca en la arteria puede ir al lugar equivocado. Esto puede detener el flujo de sangre al tejido sano. El procedimiento puede no funcionar o no aliviar sus síntomas.

Llame a su médico o especialista si:

  • Usted tiene fiebre que supera los 100.4°F (38°C).
  • Usted tiene fiebre, dolor y náuseas que duran más de 3 días.
  • De repente tiene un dolor abdominal severo.
  • Usted no puede orinar u orina muy poco.
  • Tiene signos de una infección en el sitio del catéter, como líneas rojas, dolor o hinchazón.
  • Usted siente un dolor nuevo o el dolor empeora.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los AINE, pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Descanse tanto como sea necesario. El reposo y el dormir ayudarán a que su cuerpo sane.
  • Siga las indicaciones de su médico en cuanto a sus actividades. Le dirá cuándo está bien volver a sus actividades normales y empezar a conducir. Tal vez quiera que espere de 1 a 2 semanas para regresar al trabajo.
  • Cuide el sitio del catéter como se le indique. Está bien ducharse después del procedimiento. Solo tendrá un pequeño corte en la piel donde el catéter entró en la pierna. Revise el catéter para detectar signos de infección, incluyendo líneas rojas, dolor e hinchazón.
  • Trate los síntomas del síndrome posembolización. Este síndrome es común después de un procedimiento de embolización. Generalmente comienza dentro de las 72 horas del procedimiento y pueden durar unos pocos días. Los síntomas principales son fiebre, dolor y náuseas. Usted probablemente será capaz de controlar sus síntomas en el hogar. El acetaminofén o un AINE, como ibuprofeno, puede reducir la fiebre y el dolor. Puede que necesite comer ligeramente para controlar las náuseas. Beba más líquidos durante la primera semana después del procedimiento para prevenir la deshidratación.

Acuda a sus consultas de control con su médico o especialista según le indicaron:

Puede que necesite más pruebas para comprobar si el procedimiento funcionó. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.