Skip to Content

La Diabetes Y Su Boca

CUIDADO AMBULATORIO:

Cómo la diabetes afecta a la salud de su boca:

La diabetes incrementa el riesgo de problemas de salud en la boca. Estos problemas incluyen la gingivitis y la enfermedad de las encías. La enfermedad de las encías daña las encías y el hueso que sostiene los dientes en su lugar. La enfermedad de las encías grave puede ocasionar la pérdida de dientes. La diabetes también incrementa el riesgo de tener otros problemas en la boca, como sequedad en la boca, caries, ardor en la boca o candidiasis (infección causada por hongos). Los altos niveles de azúcar en la sangre causan altos niveles de azúcar en la saliva. Esto puede ocasionar caries y la enfermedad de las encías. La enfermedad de las encías es más grave en personas con diabetes. La enfermedad de las encías también hace más difícil controlar los niveles de azúcar en la sangre y aumenta la inflamación en todo el cuerpo. Un control del azúcar en la sangre deficiente puede dificultar la realización de cirugías orales, tales como los implantes dentales.

Signos y síntomas de los problemas en la boca:

  • Enrojecimiento, inflamación y sangrado de las encías
  • Sequedad, sensibilidad o dolor
  • Manchas blancas en las encías, la lengua, las mejillas o el techo de la boca
  • Sabor desagradable en la boca
  • Problemas al masticar, comer o tragar
  • Mal aliento que no desaparece cuando se cepilla los dientes

Cómo mantener su boca saludable:

  • Mantenga su nivel de azúcar en la sangre dentro de los niveles recomendados. Su médico le indicará cuál debe ser su nivel de azúcar en la sangre.
  • Cepille sus dientes y use hilo dental todos los días. Cepille los dientes al menos 2 veces al día con una pasta de dientes con fluoruro. Su odontólogo puede recomendar que se cepille los dientes después de cada comida y cada bocadillo azucarado o con almidón. Ejemplos de refrigerios ricos en almidón incluyen galletas y barras de granola. Use hilo dental para limpiar entre los dientes al menos una vez al día. Cambie el cepillo de dientes por lo menos cada 3 meses.
  • Si usa dentaduras postizas, límpielas periódicamente y quíteselas por la noche. Solicite que se le ajuste la dentadura postiza si esta no le queda bien.
  • Periódicamente revise su boca para detectar signos de problemas. Comuníquese con su odontólogo si nota algún problema.
  • Visite a su odontólogo periódicamente. cada 6 meses para que se le realice una limpieza dental y exámenes orales, o según se le indique. Infórmele a su odontólogo si usted tiene diabetes.
  • No fume. El tabaquismo puede empeorar los problemas en la boca. Fumar aumenta más el riesgo de tener problemas en la boca, como la enfermedad de las encías y candidiasis. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros también pueden provocar daño en los pulmones y otros problemas de salud. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

Comuníquese con su dentista si:

  • Tiene problemas en la boca que empeoran.
  • Desarrolla nuevos problemas en la boca.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide