Skip to Content

Intoxicación Por Gas Nervioso

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la intoxicación por gas nervioso?

El gas nervioso provoca intoxicación al dañar los nervios que lo ayudan a respirar, moverse o a digerir los alimentos. El gas nervioso es un químico que se encuentra en los pesticidas. Usted podría estar expuesto al gas nervioso si respira el humo o si este entra en contacto con su piel. Esto podría suceder durante un derrame accidental o liberación intencional para provocar un daño. El gas nervioso podría provocar síntomas graves y poner en riesgo la vida.

¿Cuáles son los signos y síntomas del envenenamiento por gas nervioso?

Los síntomas podrían comenzar inmediatamente si usted inhala o está expuesto a cantidades grandes de gas nervioso:

  • Flujo nasal y ojos llorosos
  • Pupilas pequeñas o visión borrosa
  • Tos, opresión en el pecho, resuello o falta de aliento
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal o diarrea
  • Fatiga, dolor de cabeza o sudor
  • Contracciones musculares o una convulsión

¿Cómo se trata el envenenamiento por gas nervioso?

Es posible que los médicos establezcan un centro o un lugar donde pueda tratarse. Esto va a ayudar a que no se propague el gas nervioso y se mantenga en un solo lugar.

  • Descontaminación: Usted debe quitarse la ropa que tiene gas nervioso. La ropa, carteras, bolsos, joyería y otras pertenencias podrían ser descontaminadas. Es posible que se desechen algunos objetos.
  • Antídoto: Este es un medicamento que se administra para invertir los signos y síntomas. Aún con tratamiento, usted podría sufrir daño grave y de larga duración en los nervios y en el cerebro.
  • Medicamentos anticonvulsivos: Este podría administrarse para evitar o detener una convulsión.

¿Qué debería hacer si estoy expuesto al gas nervioso?

  • Trasládese a un área mas alta: Suba a la planta superior de un edificio o vaya a la cima de un cerro. El gas nervioso es mas pesado que el aire y se establece en áreas bajas, como en zanjas o sótanos.
  • Contenga la respiración y trasládese a un lugar mas seguro: Trate de contener la respiración sin respirar primero. Contenga la respiración hasta que llegue a un lugar mas seguro. Si usted está afuera, vaya adentro. Cierre todas las puertas y ventanas. Apague el calentador o el aire acondicionado para evitar que el aire del exterior entre.
  • Quítese la ropa: No sacuda la ropa. Si tiene una bolsa, coloque los objetos ahí y amárrela o cierre muy bien la parte superior. Pregunte al médico si debería deshacerse de la bolsa y cómo hacerlo. Si no tiene una bolsa, póngalos en un montón y no los levante.
  • Lávese todo el cuerpo: Báñese en cuanto le sea posible. Use agua y jabón, o soluciones de limpieza que le proporcionen los médicos. Lávese el cabello. Lávese la piel cuidadosamente. No se frote, porque esto podría provocar que la piel absorba más gas nervioso.
  • Si no se puede bañar, use polvos: Cúbrase la piel y el cabello con un polvo absorbente, como el talco o la harina para hornear. Párese sobre una toalla u otro tipo de tela. Dese palmadas cuidadosamente en la piel con el polvo para que absorba el líquido. Cuando termine, coloque la tela en la cual se paró adentro de una bolsa y ciérrela muy bien. Pregunte al médico si debería deshacerse de la bolsa y cómo hacerlo.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted cree que ha sido expuesto al gas nervioso.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide