Skip to Content

Intoxicación Por Monóxido De Carbono En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la intoxicación por monóxido de carbono (CO)?

La intoxicación por CO es una afección potencialmente mortal causada por la exposición a altos niveles de CO. El CO es un gas venenoso que no se puede ver, saborear ni oler. La exposición ocurre cuando una persona inhala CO. Los niños tienen mayor riesgo de intoxicación por CO porque respiran más rápido que los adultos. Esto hace que inhalen más CO. Los niños menores de 4 años y los bebés no nacidos son los que corren un mayor riesgo de presentar una intoxicación por CO. El CO se puede acumular en el cuerpo del niño y reemplazar al oxígeno en su sangre. Se podría presentar daño al cerebro, órganos y tejidos del niño por la falta de oxígeno. La intoxicación por el gas de monóxido de carbono puede ser de leve a grave. La intoxicación grave puede causar daños permanentes o incluso hasta la muerte.

¿Dónde se encuentra el gas de monóxido de carbono?

  • En el humo de un incendio
  • Aparatos o equipos defectuosos como el horno de calefacción, calentadores de agua, estufas de gas o de leña o chimeneas
  • Herramientas, vehículos que operan con gas o maquinaria usada en áreas con poca ventilación
  • Dispositivos que no tienen ventilación como calentadores de propano, estufas, parrillas o linternas que se utilizan adentro de una casa, un remolque o una tienda de campaña
  • Los tubos de escape de automóviles u otros vehículos

¿Cuáles son los signos y síntomas de la intoxicación por gas de monóxido de carbono?

Los signos y síntomas se podrían presentar justo después de la exposición al CO, o hasta varias semanas después. Los niños por lo general muestran signos de intoxicación por CO antes que los adultos. Su hijo podría tener cualquiera de los siguientes:

  • Visión borrosa, mareos o un dolor de cabeza
  • Náuseas, vómitos o pérdida del apetito
  • Respiración más rápida de lo normal o tener dificultad para respirar
  • Debilidad, orina oscura o dolor muscular
  • Dolor de pecho o latidos cardíacos acelerados, fuertes o irregulares
  • Confusión, desmayos o convulsiones
  • Temblores o sacudidas, dificultad para moverse, para doblar los brazos o piernas o para caminar
  • Dificultad para hablar, masticar o controlar los músculos faciales

¿Cómo se diagnostica la intoxicación por monóxido de carbono?

El médico de su hijo lo examinará y le hará preguntas acerca de sus síntomas. Infórmele al médico si alguien en su casa tiene signos y síntomas similares. Las mascotas también pueden mostrar signos similares. El pediatra también necesitará saber si su niño perdió el conocimiento debido a la intoxicación. Infórmele si usted usa dispositivos de calefacción para el hogar que usan gas, aceite, leña u otros combustibles de gasolina. Es posible que a su hijo le ordenen un examen de sangre para determinar los problemas causados por la intoxicación con gas. Es probable que sea necesario analizar su aliento para determinar la cantidad de CO que contiene. También se controlarán el ritmo cardíaco y la función cerebral.

¿Cuál es el tratamiento para la intoxicación por monóxido de carbono?

  • Puede administrarse oxígeno adicional se administra si el nivel de oxígeno en la sangre de su niño es más bajo de lo que debería ser. El niño puede recibir oxígeno a través de una mascarilla. También puede recubir oxígeno a través de unos tubos pequeños colocados en las fosas nasales.
  • La terapia de oxígeno hiperbárico se usa para que el cuerpo de su niño obtenga más oxígeno. El oxígeno se administra bajo presión para ayudar a que penetre en los tejidos y en la sangre. Durante el tratamiento el niño permanecerá en una sala que se llama cámara hiperbárica.

¿Qué debería hacer si pienso que mi niño ha estado expuesto al gas de monóxido de carbono?

La intoxicación por el monóxido de carbono puede parecer como la gripe. Si sospecha que el niño ha estado expuesto al CO, es necesario que lo revise un médico. Las siguientes son las pautas a seguir en caso que piense que su niño se encuentra cerca de una fuente de gas de monóxido de carbono CO:

  • Vaya con el niño a un lugar con aire fresco. Si es posible, apague la fuente de CO. Espere a que un profesional le ayude si no puede hacer esto de manera segura.
  • Llame al 911. Explique donde sucedió la exposición y cuánto tiempo usted cree que duró.
  • Empiece la reanimación cardiopulmonar en caso que sea necesaria y usted tenga la capacitación de cómo hacerla. La RCP puede ser necesaria si el niño no está respirando.

¿Qué puedo hacer para evitar la intoxicación por gas de monóxido de carbono?

  • Instale un detector de CO en el área donde duerme. Colóquelo a una distancia de 5 pies del piso y lejos de chimeneas o equipos de combustión por gas. Cambie las pilas dos veces al año. Enséñele a su niño lo que tiene que hacer en caso que escuche la alarma del detector. Es necesario que sepa como salir de la casa y a dónde acudir para encontrar un adulto.
  • Revise la chimenea, el sistema de calefacción o la estufa de leña. Revise que no haya problemas cada año antes de usarlos. Haga que le limpien el conducto de la chimenea periodicamente.
  • Tenga cuidado con los electrodomésticos de gas. No use las parrillas ni calentadores que queman combustible dentro del hogar u otros espacios cerrados. No use el horno de la estufa de gas para calentar la casa. Asegúrese que los electrodomésticos tienen un sistema de ventilación o extracción apropiado.
  • No deje encendido el motor de los vehículos en áreas cerradas. Esto incluye dejar el automóvil encendido en el garaje. Si el auto está afuera, revise que no tiene una obstrucción en el tubo de escape.No fume.
  • No permita que nadie fume cerca de su hijo. El humo del cigarrillo contiene pequeñas cantidades de CO. Esto aumenta el riesgo de intoxicación por CO si el niño está expuesto a una fuente de CO. Solicite información a su médico si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo tiene dolor en el pecho o latidos cardíacos irregulares o acelerados.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar o está respirando más rápido de lo usual.
  • Su hijo se desmaya o sufre una convulsión.
  • Su hijo se siente débil, tiene dificultad para moverse o tiene un fuerte dolor en el músculo.
  • Su niño orina de un color oscuro o rojo.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

  • Su hijo se siente mareado.
  • Su hijo tiene dolor de cabeza o comienza a vomitar.
  • Su niño presenta visión borrosa.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Learn more about Intoxicación Por Monóxido De Carbono En Niños

Associated drugs

Hide