Skip to main content

Insuficiencia Respiratoria Aguda

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la insuficiencia respiratoria aguda (IRA)?

La IRA es una afección que sucede cuando los pulmones no pueden obtener suficiente oxígeno para enviar a la sangre. La IRA también puede suceder cuando sus pulmones no liberan el dióxido de carbono de la sangre. Una acumulación de dióxido de carbono en su sangre puede provocar daño a sus órganos. La disminución del oxígeno y la acumulación de dióxido de carbono pueden suceder al mismo tiempo. La insuficiencia respiratoria aguda puede desarrollarse en minutos, horas o días.

Los pulmones

¿Qué aumenta mi riesgo de IRA?

  • Neumonía, acumulación de líquido en los pulmones por insuficiencia cardíaca, COVID-19 o síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA)
  • Una afección como el síndrome de Guillain-Barré o la miastenia grave que afecta los nervios o músculos utilizados para respirar
  • Un coágulo de sangre en los pulmones (embolia pulmonar o EP) o en el cerebro (accidente cerebrovascular)
  • Una exacerbación de la EPOC o el asma
  • Una afección pulmonar como la fibrosis quística o la bronquiolitis
  • Un ataque al corazón
  • Medicamentos o fármacos que disminuyen la velocidad de la respiración, como los opioides o el alcohol
  • Un traumatismo en la cabeza o un colapso pulmonar

¿Cuáles son los síntomas de la IRA?

Los síntomas dependen del tipo de IRA que tenga y si es leve, moderada o grave:

  • Respirar rápida o ruidosamente
  • Piel enrojecida
  • Frecuencia cardíaca más rápida o más lenta de lo habitual
  • Dificultad para respirar, mareos o dolores de cabeza
  • Fasciculaciones musculares, dificultad para caminar u hormigueo en las manos o los pies
  • Sensación de somnolencia o somnolencia durante el día, confusión o cambios en el estado de ánimo
  • Inflamación en sus manos y pies
  • Un color azulado en la piel, uñas de las manos y los labios, o piel pálida
  • Problemas de visión, convulsiones o pérdida del conocimiento

¿Cómo se diagnostica la IRA?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas y cuándo comenzaron. Los exámenes no siempre diagnostican la IRA. Su médico también buscará signos de afecciones médicas que puedan significar que usted tiene IRA. Algunos ejemplos son el cor pulmonale y la hipertensión pulmonar. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Una gasometría arterial mide la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono en su sangre. Este examen también mide el pH de la sangre.
  • La oximetría de pulso mostrará el nivel de oxígeno en su sangre.

¿Cómo se trata la IRA?

El tratamiento depende de la causa y de qué tan graves son los síntomas. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los medicamentos pueden administrarse para abrir las vías respiratorias o aliviar la acumulación de líquido en los brazos o las piernas. También podría necesitar medicamentos para tratar la causa de la IRA.
  • El oxígeno adicional se puede administrar si sus niveles de oxígeno en la sangre son bajos.
  • La ventilación ayuda a proveer oxígeno a sus pulmones y a liberar el dióxido de carbono. La ventilación también facilita el trabajo de respirar. Algunos sistemas, como la CPAP o la BiPAP, pueden ser necesarios solamente mientras usted duerme. Es posible que a veces necesite un ventilador mecánico o que lo necesite en todo momento. Está conectado a una máscara o a un tubo respiratorio.
    La CPAP
  • Un procedimiento se puede utilizar para drenar líquido si usted tiene un derrame pleural (líquido entre el revestimiento de los pulmones y el tórax). Se puede drenar aire alrededor del pulmón si la persona tiene un colapso pulmonar.

¿Qué puedo hacer para controlar o prevenir la falta de aliento?

  • Use su oxígeno como se le indique. Es posible que necesite oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre se encuentra por debajo de donde debería estar.
  • Use la respiración con los labios fruncidos cada vez que se sienta corto de respiración. Respire profundo tomando el aire por su nariz. Exhale lentamente por la boca con los labios ligeramente fruncidos tomándose el doble de tiempo que le tomo inhalar el aire. También puede practicar este patrón de respiración mientras se agacha, levanta algo, sube escaleras o hace ejercicio. Esto desacelera la respiración y lo ayuda a movilizar más aire dentro y fuera de sus pulmones.
    Inhalar y exhalar

¿Qué puedo hacer para controlar la IRA?

  • No fume. La nicotina y otros químicos contenidos en los cigarrillos y puros pueden causar daño pulmonar y empeorar sus síntomas. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos. El humo de segunda mano también puede empeorar sus síntomas. Evite estar con personas que fuman.
  • Evite la propagación de gérmenes. Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Use un gel desinfectante si no tiene agua y jabón. No se toque los ojos, la nariz o la boca a menos que se haya lavado las manos primero. Cúbrase la boca al toser. Tosa en un pañuelo desechable o en la manga de su camisa para no contagiar los gérmenes con sus manos. Si usted está enfermo, manténgase alejado de otras personas lo más que pueda.

  • Limite el consumo de alcohol. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. Las vacunas pueden ayudar a prevenir algunas infecciones pulmonares. Por ejemplo, vacuna contra la neumonía, la COVID-19, la pertusis (tos ferina), la tuberculosis (TB) y la difteria. Vacúnese contra la gripe todos los años tan pronto como se recomiende, generalmente en septiembre u octubre.
  • Prepárese para emergencias. Tenga los números de su médico, del hospital y de alguna persona cercana con usted todo el tiempo.

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o pídale a alguien que llame si:

  • Usted tiene más dificultad para recuperar el aire.
  • Usted ha dejado de respirar.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Usted tiene síntomas nuevos.
  • Sus síntomas empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.