Skip to Content

Injerto De Piel

LO QUE NECESITA SABER:

El injerto de piel es un procedimiento quirúrgico para cubrir o reparar heridas con un trasplante de piel. Un injerto de piel es cuando se toma piel sana de un área del cuerpo llamado sitio donante. La piel se puede tomar cerca del área lesionada para que el área donde se coloca el injerto se parezcan (sea similar). Los injertos que son artificiales o provienen de otra persona o animal pueden utilizarse temporalmente. Estos se utilizan como cubiertas cuando se dañan grandes áreas de la piel. Éstas se reemplazarán con su propia piel con el tiempo.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted tiene dificultad repentina para respirar.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje.
  • Siente que algo le está sobresaliendo del sitio de su trasplante y no vuelve a su lugar.
  • El injerto o el sitio de su trasplante donado tiene sangre, pus o un mal olor.
  • El dolor le aumenta en el área del injerto.

Llame a su médico o cirujano si:

  • Tiene fiebre.
  • Tiene náuseas o está vomitando.
  • Usted tiene comezón, hinchazón o sarpullido en su piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

No tome ningún medicamento que contenga aspirina o anticoagulantes. Estos medicamentos pueden provocar el sangrado. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Los antibióticos ayudan a evitar o a combatir una infección a causa de una bacteria.
  • Los medicamentos para la comezón podría ser necesario.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Descanse cuando lo necesite mientras se está recuperando de la cirugía.

Empiece a hacer un poco más día a día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.

Cuídese la zona del injerto de piel:

  • Mantenga el área limpia y seca. Cuando su cirujano le permita darse un baño, lave con mucho cuidado el injerto y el sitio donante con agua y jabón. Seque el área y coloque un vendaje limpio y nuevo como se lo indicaron. Cambie las vendas cada vez que estén mojadas o sucias.
  • Eleve su brazo o pierna sí este es el lugar de su injerto o sitio donante. Utilice almohadas para elevar su brazo o pierna por encima del nivel de su corazón tan a menudo como le sea posible. Esto ayudará a disminuir la hinchazón.
  • Limite los movimientos, como estirarse. Esto evitará que se desprenda, el sangrado, y la inflamación de la herida o el lugar del injerto.
  • Evite la formación de cicatrices y los cambios en el color de la piel. No se frote o rasque el sitio donante y del injerto. Proteja el lugar del injerto de la luz directa del sol por lo menos por 6 meses.

Acuda a sus consultas de control con su médico o cirujano según le indicaron:

Usted necesitará citas de control rutinarias para que le retiren sus puntos de sutura, le cambien los vendajes y le revisen la herida. Cualquier líquido que se acumule en el sitio del injerto se lo van a retirar. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.