Skip to Content

Infección Por Rotavirus En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una infección por rotavirus?

El rotavirus es un virus que provoca la inflamación del intestino delgado. La infección puede impedir que el cuerpo de su niño absorba el agua y los nutrientes de los alimentos.

¿Cómo se contagia el rotavirus?

El rotavirus puede propagarse por medio de la tos, alimentos o agua, o el contacto con las heces de una persona infectada. El rotavirus puede permanecer en objetos, como ropa o juguetes por muchos días. La infección puede propagarse cuando alguien toca un objeto infectado.

¿Qué aumenta el riesgo de mi niño de contraer la infección por rotavirus?

El rotavirus es más común en niños menores de 5 años de edad, sobre todo de 3 meses a 2 años de edad. Su hijo también corre riesgo si va a una guardería o viaja frecuentemente. Un sistema inmunológico debilitado, como a consecuencia del cáncer, VIH o trasplante de órgano o médula ósea puede aumentar el riesgo.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una infección por rotavirus?

Los síntomas usualmente comienzan de 1 a 3 días después de la infección. La infección del rotavirus puede propagarse 2 días antes de que los síntomas comiencen y hasta 10 días después. Los síntomas normalmente duran de 3 a 8 días y podrían incluir más de uno de los siguientes:

  • Fiebre o escalofríos
  • Náusea, vómito y dolor abdominal
  • Diarrea acuosa grave que usualmente comienza de 1 a 2 días después de la fiebre y el vómito
  • Fatiga e irritabilidad
  • Dolores de cabeza

¿Cómo se diagnostica la infección por rotavirus?

El médico de su hijo llevará a cabo un examen físico y le preguntará a su hijo sobre sus síntomas. Si su niño tiene diarrea, informe al médico cuándo comenzó y con qué frecuencia ocurre. Es probable que revise a su niño por signos de deshidratación. Es posible que manden una muestra de heces de su niño al laboratorio para examinarla por infección de rotavirus.

¿Cómo se trata la infección por rotavirus?

La infección por rotavirus podría desaparecer sin tratamiento. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes si está deshidratado o corre riesgo de deshidratación:

  • Líquidos adicionales podría ser necesaria. Pregunte cuánto líquido debería tomar su niño a diario. Si usted está amamantando a su bebé, continúe haciéndolo. Buenos líquidos para tomar incluyen el agua o jugos de frutas. Su niño puede necesitar una solución oral rehidratante. Esta es una bebida que contiene la cantidad exacta de sal, azúcar y minerales en agua.
  • Un tubo nasogástrico o vía intravenosa pueden ser necesarios si su niño no puede tomar líquidos o su deshidratación es grave. Los líquidos se pueden dar por medio de un tubo nasogástrico que se coloca a través de la nariz y se moviliza hacia el estómago.

¿Qué puedo hacer para prevenir el contagio de una infección por rotavirus?

  • Lave sus manos y las de su niño con frecuencia. Utilice agua y jabón. Si no hay agua y jabón disponibles use un gel antiséptico. Lávese las manos después de usar el baño, cambiarle el pañal a un niño o estornudar. Lávese las manos antes de comer o preparar alimentos.
    Lavado de manos
  • Consulte con el médico de su niño sobre la vacuna contra el rotavirus. La vacuna se aplica de forma rutinaria a todos los niños. Su niño recibirá dosis de la vacuna a los 2 y 4 meses de edad. Una tercera dosis podría necesitarse a los 6 meses. La dosis final debe aplicarse a más tardar los 8 meses de edad.
  • Limpie los artículos que pueden estar infectados. Use desinfectantes con cloro para limpiar las superficies, baños, juguetes y artículos que se comparten en el hogar.
  • Asegúrese de tener a su niño en casa mientras está enfermo. Mantenga a su niño alejado de otras personas por el tiempo determinado por el médico. No permita que su niño regrese a clases o guardería hasta que el médico diga que ya es seguro hacerlo.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • El cuerpo de su niño parece blando y débil o él no le responde a usted del todo.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar o sus latidos cardíacos son más rápidos de lo usual.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • La parte suave en la cabeza del niño está hundida.
  • Su hijo no puede ni quiere tomar líquidos para nada.
  • Su hijo tiene la boca seca y pegajosa, llora sin lágrimas o se le ven los ojos hundidos.
  • Su hijo está confundido o con más sueño del usual.
  • Su hijo no puede dejar de vomitar.
  • Las manos y pies de su niño se vuelven fríos repentinamente.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo está tomando menos líquido de lo usual.
  • Su niño orina menos de lo usual o su bebé tiene menos de 6 pañales mojados en 1 día.
  • Su hijo tiene fiebre que no desaparece o más bien empeora.
  • Hay sangre en las evacuaciones intestinales de su hijo.
  • Su hijo tiene dolor de estómago y diarrea con más frecuencia.
  • El cuerpo de su niño está inflamado y su cara está roja.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide