Skip to main content

Imagen Por Resonancia Magnética

CUIDADO AMBULATORIO:

Una imagen por resonancia magnética (IRM)

es un examen que utiliza campos magnéticos y ondas de radio para tomar imágenes del interior de su cuerpo. Una IRM se utiliza para ver los vasos sanguíneos, el tejido, los músculos y los huesos. También puede mostrar órganos, como su corazón, pulmones o hígado. Una IRM puede ayudar a que su médico diagnostique o trate una condición médica. No utiliza radiación.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Tiene signos de una reacción alérgica al líquido de contraste, como dificultad para respirar, hinchazón de la boca o la cara o desmayos.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Está mareado o siente que se va a desmayar.
  • Tiene sarpullido, comezón o piel inflamada.
  • Tiene náuseas o está vomitando.
  • De repente, orina menos de lo normal.

Llame a su médico si:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cómo prepararse para una IRM:

  • Su médico le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no en el día de su IRM. Le podría administrar medicamento para ayudarlo a sentirse calmado y relajado durante la IRM.
  • Informe a su médico si usted sabe o piensa que está embarazada.
  • Dígale a su médico si usted tiene algún metal dentro de su cuerpo, como un marcapasos, implante o pinza de aneurisma. Dígale si usted tiene un tatuaje o usa un parche medicinal.
  • Quítese cualquier artículo de metal que lleve puesto, como broches para el cabello, joyería, anteojos, audífonos o dientes postizos antes de entrar a la habitación de IRM.

Lo que sucederá durante una IRM:

Su médico le pedirá que se acueste sobre una camilla. Podría usarse líquido de contraste para ayudar a que una parte de su cuerpo se vea más claramente. La camilla será deslizada hacia un espacio abierto en el centro de la máquina. Usted tendrá que permanecer quieto durante la IRM. Es normal escuchar ruidos de golpes, estruendos o de clics en la máquina.


Riesgo de una IRM:

Una IRM podría provocar que un objeto de metal en su cuerpo se salga de su lugar y provoque lesiones serias o que deje de funcionar apropiadamente. El líquido de contraste podría provocar náusea, dolor de cabeza, desvanecimiento o dolor en el área de la inyección. Usted también podría sufrir una reacción alérgica al líquido de contraste.

Tome líquidos según sus indicaciones:

Los líquidos ayudarán a eliminar el medio de contraste del organismo. Pregunte cuánto líquido debe de tomar después de su IRM y qué clase de líquidos tomar.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.