Skip to Content
Get expert answers to vaginal health questions. Go >

Hiperémesis Gravídica

LO QUE NECESITA SABER:

La hiperémesis gravídica es una forma grave de náuseas y vómitos que se presenta durante el embarazo. La hiperémesis es más grave que el malestar matutino. Podría provocarle náuseas o vómitos durante todo el día a lo largo de varios días. También podría impedirle que consuma suficientes alimentos y líquidos.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Una cánula intravenosa

es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos. Es posible que le administren líquidos adicionales para ayudar a mantenerse hidratado. También le podrían administrar nutrición a través de la sonda intravenosa.

La alimentación por sonda nasogástrica

se puede usar para proporcionarle nutrición. La alimentación por sonda nasogástrica se administra a través de una cánula que se introduce por su nariz hasta llegar al estómago.

Medicamentos:

  • Los antihistamínicos ayudan a aliviar las náuseas y los vómitos.
  • Los medicamentos antieméticos calman el estómago y ayudan a controlar los vómitos.
  • Vitamina B6 contribuye a aliviar las náuseas y los vómitos.
  • Suplementos vitamínicos y minerales aumentan el nivel de vitaminas y minerales en su cuerpo. Las vitaminas y minerales se le pueden administrar por vía intravenosa, mediante una inyección o por vía oral.

Exámenes:

  • Exámenes de sangre y orina pueden determinar el progreso de su deshidratación y obtener información sobre su estado de salud en general.
  • Una ecografía podría ser necesaria si no le han hecho una ya.
  • El monitor cardíaco fetal externo se usa para controlar el ritmo cardíaco de su bebé y las contracciones de su útero. Colocarán un pequeño disco de metal (monitor) con gel sobre su abdomen. Le pondrán un cinturón alrededor de la cintura para que el monitor permanezca en su lugar. Es posible que sea necesario ir moviendo el monitor a medida que el bebé vaya moviéndose en su abdomen. También es posible que lo coloquen y lo quiten o que lo dejen en su sitio.
  • La ingesta y la eliminación de líquido para determinar la cantidad de líquido que usted está recibiendo y cuánto está orinando.

RIESGOS:

La hiperémesis podría provocar que usted pierda demasiado peso. Los tejidos del esófago pueden dañarse o desgarrarse a causa de los vómitos provocados por la hiperémesis. También podría deshidratarse. Si esto sucede, es posible que deba ir al hospital para recibir líquidos por vía intravenosa. Si la hiperémesis es grave, su bebé podría tener un bajo peso al nacer. Si no recibe tratamiento, la hiperémesis podría derivar en desnutrición y dañar órganos como los riñones y el hígado. La hiperémesis puede representar una amenaza para la vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide