Skip to Content

Hipertensión Durante El Embarazo

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de la hipertensión durante el embarazo?

La hipertensión es la presión arterial alta. La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Una presión arterial normal es 119/79 o inferior. Una presión arterial elevada es de 120/79 a 129/79. La etapa 1 de la hipertensión es de 130/80 a 139/89. La etapa 2 es de 140/90 o mayor. Es importante hacerse pruebas y recibir tratamiento para la presión arterial elevada o la hipertensión durante el embarazo. Esto puede prevenir problemas con usted o su bebé.

¿Cuáles son los diferentes tipos de hipertensión durante el embarazo?

  • Hipertensión crónica significa que tiene presión arterial alta antes de la semana 20 de embarazo. La hipertensión podría haber diagnosticado antes de que usted quedara embarazada.
  • Hipertensión gestacional significa que tiene presión arterial alta entre la semana 20 y la semana 37 de embarazo. También puede desarrollarse después de la semana 37 de embarazo.
  • Preeclampsia significa que tiene presión arterial alta antes de la semana 20 de embarazo. Es posible que usted también tenga proteína en la orina. La preeclampsia puede provocar problemas de salud desde leves hasta llegar a amenazar su vida y la vida de su bebé por nacer. Usted está en riesgo de desarrollar preeclampsia si tiene hipertensión crónica o gestacional.
  • Hipertensión severa es una afección que también puede desarrollarse cuando usted tiene preeclampsia. La presión arterial puede ser de 160/100 o mayor. Esta afección requiere tratamiento inmediato para evitar un derrame cerebral o problemas cardíacos para usted, o problemas para su bebé.

¿Por qué es importante tratar la hipertensión durante el embarazo?

El tratamiento de la hipertensión en el embarazo puede ayudar a prevenir los siguientes:

  • Daño a órganos como los riñones
  • Sangrado o convulsiones potencialmente mortales
  • Trabajo de parto prematuro, aborto espontáneo o mortinato
  • Separación de la placenta de la pared del útero
  • Un bebé que nace pequeño para su edad gestacional
  • Diabetes durante el embarazo
  • Presión arterial alta que continúa después del parto

¿Qué aumenta mi riesgo de hipertensión durante el embarazo?

  • Hipertensión o enfermedad renal diagnosticadas antes de que usted quedara embarazada
  • Madre o hermana con hipertensión durante el embarazo
  • Embarazo múltiple
  • Estar embarazada en la adolescencia o después de los 40 años de edad

¿Cuáles son los signos y síntomas de la hipertensión durante el embarazo?

Es posible que no presente ningún signo ni síntoma o que tenga alguno de los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Latido cardíaco acelerado
  • Mareos o debilidad
  • Dificultad para respirar
  • Dolor abdominal o vómitos incontrolables
  • Silbido o zumbido en los oídos

¿Cómo se diagnostica la hipertensión durante el embarazo?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas. Examinará su presión arterial. La hipertensión se diagnostica cuando tiene al menos 2 lecturas de presión arterial de 130/80 o más. Las lecturas deben tomarse con al menos 4 horas de diferencia. Es posible que deba hacerse análisis de sangre o de orina para verificar si tiene problemas causados por la hipertensión.

¿Cómo se trata la hipertensión durante el embarazo?

Su médico decidirá si necesita medicamento para bajar su presión arterial. Si usted ya está tomando medicamento para la presión arterial, es posible que cambie su medicamento. En cambio, podría aumentar la dosis de su medicamento para la presión arterial. Necesitará ultrasonidos frecuentes. Un ultrasonido comprueba el crecimiento de su bebé y se asegura de que su bebé esté sano. El parto suele detener la preeclampsia. Los médicos podrían inducir el parto inmediatamente si su bebé está a término (37 semanas o más). Podría ser necesario adelantar el nacimiento de su bebé si usted o su bebé tiene síntomas que amenacen la vida.

¿Qué puedo hacer para manejar la hipertensión durante el embarazo?

  • Revise su presión arterial en casa. Siéntese y descanse por 5 minutos antes de tomarse la presión arterial. Extienda su brazo y apóyelo en una superficie plana. Su brazo debe estar a la misma altura que su corazón. Siga las instrucciones que vienen con el monitor para la presión arterial o tensiómetro. Tómese la presión arterial por lo menos 2 veces al día. Escoja la misma hora todos los días, por ejemplo, una vez a la mañana y otra vez a la noche. Tómese la presión arterial 2 veces en cada oportunidad. Mantenga un registro de las lecturas de su presión arterial y llévelo consigo a sus consultas. Pregúntele a su médico cuál debe ser su presión arterial.
    Cómo tomar la presión arterial
  • No fume ni consuma bebidas alcohólicas durante el embarazo. El alcohol, la nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden dañar sus vasos sanguíneos y aumentar su presión arterial. También pueden dañar al bebé. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Consuma alimentos saludables. Los alimentos saludables pueden ayudarle a controlar su presión arterial. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio puede ayudar a bajar su presión arterial. Pregúntele a su médico cuánto ejercicio necesita usted y cuál ejercicio es adecuado para usted.

Llame al 911 o pídale a alguien más que llame en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted sufre una convulsión.
  • Usted tiene dolor en el pecho.
  • Tiene alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estrujamiento, presión o tensión en su pecho
    • y podría incluir cualquiera de los siguientes:
      • Malestar o dolor en su espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
      • Dificultad para respirar
      • Náuseas o vómitos
      • Desvanecimiento o sudor frío repentino
  • Usted se desmaya o pierde el conocimiento.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza o pérdida de la visión.
  • Usted tiene debilidad en un brazo o en una pierna.
  • Usted tiene sangrado vaginal.
  • Usted tiene líquido goteando de su vagina que no desaparece.
  • Usted siente un chorro de líquido que sale de su vagina.
  • Tiene contracciones cada 5 minutos o menos, que duran por más de 60 segundos.
  • Usted siente un cambio en el movimiento de su bebé o siente menos de 6 a 10 movimientos en una hora.
  • Usted deja de orinar u orina menos de lo normal.
  • Usted tiene un intenso dolor abdominal con náuseas y vómitos.
  • Usted tiene inflamación nueva o creciente en su cara o manos.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Tiene fiebre.
  • Se le hinchan las piernas o los pies o la hinchazón empeora.
  • Tiene náuseas o está vomitando.
  • Su presión arterial es más alta de lo que su médico le indicó que debería ser.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2018 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide