Skip to Content

Hipertensión Durante El Embarazo

LO QUE NECESITA SABER:

La hipertensión es la presión arterial alta. La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Una presión arterial normal está por debajo de 120/80. La hipertensión en el embarazo se define como una presión arterial de 140/90 o mayor. Es importante hacerse pruebas y recibir tratamiento para la hipertensión durante el embarazo. Esto puede prevenir problemas con usted o su bebé. La hipertensión durante el embarazo puede definirse como cualquiera de los siguientes:
  • Hipertensión crónica significa que tiene presión arterial alta antes de la semana 20 de embarazo. La hipertensión podría haber diagnosticado antes de que usted quedara embarazada.
  • Hipertensión gestacional significa que tiene presión arterial alta entre la semana 20 y la semana 37 de embarazo. También puede desarrollarse después de la semana 37 de embarazo.
  • Preeclampsia es una condición que puede desarrollarse durante la semana 20 de embarazo o después. La presión arterial puede ser de 160/100 o mayor. Es posible que usted también tenga proteína en la orina. La preeclampsia puede provocar problemas de salud desde leves hasta llegar a amenazar su vida y la vida de su bebé por nacer. Usted está en riesgo de desarrollar preeclampsia si tiene hipertensión crónica o gestacional.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 o pídale a alguien más que llame en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estornudos, presión, o dolor en su pecho que dura mas de 5 minutos o regresa.
    • Malestar o dolor en su espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
    • Dificultad para respirar
    • Náuseas o vómito
    • Siente un desvanecimiento o tiene sudores fríos especialmente en el pecho o dificultad para respirar.
  • Usted sufre una convulsión.
  • Usted se desmaya o pierde el conocimiento.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza o pérdida de la visión.
  • Usted tiene debilidad en un brazo o en una pierna.
  • Usted tiene sangrado vaginal.
  • Usted tiene líquido goteando de su vagina que no desaparece.
  • Usted siente un chorro de líquido que sale de su vagina.
  • Tiene contracciones cada 5 minutos o menos, que duran por más de 60 segundos.
  • Usted siente un cambio en el movimiento de su bebé o siente menos de 6 a 10 movimientos en una hora.
  • Usted deja de orinar u orina menos de lo normal.
  • Usted tiene un intenso dolor abdominal con náuseas y vómitos.
  • Usted tiene inflamación nueva o creciente en su cara o manos.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Se le hinchan las piernas o los pies o la hinchazón empeora.
  • Usted tiene náuseas o está vomitando.
  • Su presión arterial es más alta de lo que su médico le indicó que debería ser.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Medicamentos para la presión arterial podrían administrarse para bajar su presión arterial. El control de su presión arterial ayudará a prevenir problemas relacionados con el crecimiento de su bebé o de trabajo de parto prematuro.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Revise su presión arterial en casa. Siéntese y descanse por 5 minutos antes de tomarse la presión arterial. Extienda su brazo y apóyelo en una superficie plana. Su brazo debe estar a la misma altura que su corazón. Siga las instrucciones que vienen con el monitor para la presión arterial o tensiómetro. Tómese la presión arterial por lo menos dos veces al día a la misma hora todos los días, una en la mañana y la otra en la noche. Tómese la presión arterial 2 veces en cada oportunidad. Mantenga un registro de las lecturas de su presión arterial y llévelo consigo a sus consultas. Pregúntele a su médico cuál debe ser su presión arterial.
    Cómo tomar la presión arterial
  • No fume ni consuma bebidas alcohólicas durante el embarazo. El alcohol, la nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden dañar sus vasos sanguíneos y aumentar su presión arterial. También pueden dañar al bebé. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Consuma alimentos saludables. Los alimentos saludables pueden ayudarle a controlar su presión arterial. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio puede ayudar a bajar su presión arterial. Pregúntele a su médico cuánto ejercicio necesita usted y cuál ejercicio es adecuado para usted.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Acuda a todas las citas de control prenatal. Su médico podría necesitar controlar su presión arterial cada 1 a 2 semanas. Necesitará ultrasonidos frecuentes. Un ultrasonido comprueba el crecimiento de su bebé y se asegura de que su bebé esté sano. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide