Skip to Content

Herpes Simple Genital

CUIDADO AMBULATORIO:

El herpes genital

es una infección de transmisión sexual (ITS) que es causada por el virus del herpes simple. Se propaga durante el contacto sexual oral, vaginal, o anal. Se puede contagiar aún si no nota las ampollas. También se puede propagar a otras partes de su cuerpo, incluyendo sus ojos, al tocar ampollas abiertas. Si usted está embarazada, usted puede contagiar a su bebé mientras está todavía en su vientre o durante el parto vaginal. Las relaciones sexuales sin protección o con parejas múltiples aumenta el riesgo de herpes genital.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

Los síntomas más comúnes son ampollas que aparecen en su área genital, muslos o los glúteos. Las ampollas se abren, se derrama líquido y luego se secan (costra). Usualmente estas llagas desaparecen sin dejar una cicatriz. Otros síntomas podrían incluir alguno de lo siguiente:

  • Enrojecimiento, ardor, picor, o cosquilleo en su área genital
  • Fiebre o escalofríos
  • Dolor de cabeza, debilidad en el cuerpo, o dolores musculares
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en su ingle
  • Dolor de garganta o pérdida del apetito
  • Flujo o sangre saliendo de su vagina
  • Dolor al orinar

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted tiene dificultad para respirar.
  • Usted sufre una convulsión.
  • Su cuello está rígido.
  • Usted tiene dificultad para pensar con claridad.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene escalofríos o fiebre.
  • Usted tiene ampollas dolorosas en el pene, vagina, ano o boca.
  • Flujo o sangre está saliendo de sus genitales.
  • Tiene dificultad para orinar.
  • Usted piensa que está embarazada y está sangrando por la vagina.
  • Usted tiene dificultad para masticar o tragar.
  • Sus síntomas no mejoran o estos empeoran, incluso con el tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

No existe cura para el herpes genital. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los antivirales podrían ayudar a disminuir los síntomas.
  • Una crema o un ungüento anestésico pueden ayudar a disminuir el dolor.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.

El manejo de su síntomas:

Haga lo siguiente para estar más cómodo cuando la infección está activa:

  • Mantenga las ampollas limpias y secas. Lávelas con agua tibia y jabón y séquelas cuidadosamente.
  • Use ropa interior de algodón y ropa suelta. Esto puede ayudar a mantener las ampollas secas y evita que la ropa le roce la piel.
  • Aplique hielo en el área por 15 a 20 minutos cada hora o como se le haya indicado. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • La aplicación de calor al área de la cirugía durante 20 a 30 minutos cada 2 horas por tantos días como se le haya indicado. También puede ayudar al tomar un baño en tina con agua tibia. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.

Prevenir el contagio del herpes genital:

  • Uso de condones. Utilice un condón de látex cuando tenga contacto sexual oral, genital, y anal. Use un nuevo preservativo cada vez. Use un condón de poliuretano en caso que sea alérgico al látex.
  • Trate de no tocarse las ampollas. Lávese las manos antes y después de tocar el área. No bese a nadie si tiene ampollas alrededor de la boca. No amamante si tiene ampollas en los senos.
  • Informe a sus parejas que usted tiene herpes genital. No tenga relaciones sexuales con ninguna persona sin que antes sepa que usted tiene herpes genital. Consulte con su médico sobre formas de informar a su pareja sobre su infección.
  • Informe a sus médicos que usted tiene herpes genital. Si usted está embarazada, su bebé podría necesitar observación especial. Informe a su médico sobre su afección para evitar trasmitir la infección a su bebé.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Learn more about Herpes Simple Genital (Ambulatory Care)

Associated drugs

Hide