Skip to Content

Herniorrafia Laparoscópica

LO QUE NECESITA SABER:

Una herniorrafia laparoscópica es una cirugía para reparar una hernia.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de su cirugía:

  • Formulario de consentimiento es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Un IV es una cánula pequeña que se introduce en una vena y sirve para aplicarle medicamentos o líquidos.
  • La anestesia es un medicamento para que se sienta cómodo durante la cirugía. Los médicos decidirán junto con usted qué tipo de anestesia es mejor en su caso.
    • Con la anestesia general usted permanecerá dormido y no sentirá dolor durante la cirugía. Es posible que le administren la anestesia por vía intravenosa o por una mascarilla o un tubo que se coloca en su garganta. Podría dolerle la garganta cuando se despierte si le administran la anestesia por un tubo.
    • La anestesia local es una inyección de un medicamento que se aplica en el lugar donde se hará la cirugía. Se usa para adormecer el área y para que no sienta dolor. Es posible que, aún así, sienta presión en el lugar de la cirugía.

Durante su cirugía:

  • El cirujano practicará 3 o 4 incisiones pequeñas alrededor del área de su ingle y en la cavidad del peritoneo. Introducirán el laparoscopio y otros instrumentos por las incisiones. Un laparoscopio es un tubo largo de metal con una luz y una cámara en el extremo. Es posible que le inflen el abdomen con gas dióxido de carbono. El gas permitirá que el cirujano vea mejor el área que debe reparar.
  • El cirujano examinará los músculos debilitados de su ingle por el laparoscopio. Extraerá la hernia o la volverá a poner en su lugar normal. Colocará un parche de malla sobre el área de la hernia y lo fijará con grapas. Luego cerrará el peritoneo (el tejido que recubre el interior de su abdomen) sobre la malla con grapas o puntos de sutura. Extraerá el gas dióxido de carbono y los instrumentos quirúrgicos. Le cerrará las incisiones con puntos de sutura y las cubrirá con un vendaje. El vendaje mantendrá las incisiones limpias y secas, y ayudará a evitar que contraiga una infección.

Después de su cirugía:

Lo llevarán a una habitación para que descanse hasta que se despierte por completo. Los médicos lo observarán de cerca por si se presenta algún problema. No se levante de la cama hasta que su médico le dé autorización para hacerlo. Podrá regresar a su hogar o lo llevarán a su habitación del hospital cuando los médicos vean que se encuentra bien. Es posible que le hagan un ultrasonido después de la cirugía para revisar la reparación.

  • Es posible que deba caminar el mismo día de la cirugía o al día siguiente. El movimiento evitará que se formen coágulos sanguíneos. Puede también que le recomienden que haga ejercicios mientras que guarda cama. No se levante solo de la cama hasta que su médico le dé autorización para hacerlo. Hable con su médico antes de levantarse por primera vez. Es posible que deban ayudarlo para que no corra peligro al ponerse de pie. Una vez que pueda levantarse por cuenta propia, siéntese o acuéstese de inmediato si se siente débil o mareado. Luego oprima el botón de ayuda para llamar a los médicos.
  • Podrá volver a beber líquidos y comer ciertos alimentos cuando su estómago vuelva a funcionar. Es posible que al principio solo le den lajas de hielo. Luego le darán líquidos como agua, caldo, jugo y gaseosas claras. Si no siente malestar estomacal, podrían darle alimentos blandos, como helado o puré de manzana. Una vez que pueda comer los alimentos blandos con facilidad, podrá comenzar a ingerir alimentos sólidos de a poco.
  • Es posible que le administren analgésicos para el dolor. No espere a que el dolor sea demasiado fuerte para pedir otra dosis de estos medicamentos.

RIESGOS:

  • Es posible que sangre más de lo esperado durante la cirugía. Los nervios, vasos sanguíneos o los órganos del abdomen podrían dañarse durante la cirugía. El contenido de sus intestinos podría derramarse dentro de su abdomen y causar una infección grave. Es posible que se comience a hacer una reparación preperitoneal transabdominal y que se deba cambiar a una cirugía abierta para reparar la hernia. Una cirugía abierta significa que el cirujano hará incisiones más grandes y más profundas, que tardarán más tiempo en sanar. Es posible que le duela el hombro y el pecho debido al gas que se usó durante la cirugía. Es posible que le salgan moretones, que se le acumule líquido (seroma) o que se le inflame o infecte el sitio de la cirugía. Podría tener dificultad para vaciar la vejiga después de la cirugía. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en el brazo o en la pierna. Esto podría poner en peligro su vida.
  • Es posible que sienta dolor o que pierda la sensación de forma crónica en el área de la ingle por meses o años después de la cirugía. Podría necesitar otra cirugía si tiene una recaída de su condición o si se produce en un área diferente. Su dolor e incomodidad podrían aumentar si no se hace la cirugía. Alguna parte de sus intestinos u otros tejidos corporales podrían quedar atrapados en la abertura de la hernia. Los tejidos y órganos que quedan atrapados podrían ponerse necróticos (los tejidos se mueren). Esto podría poner en peligro su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide