Skip to Content

Heridas Crónicas

CUIDADO AMBULATORIO:

Una herida crónica

es una herida que no sana completamente en 6 semanas. Una herida es una lesión que causa una ruptura en la piel. Podría también haber daño a los tejidos alrededor. Ejemplos de heridas que pueden convertirse en herida crónicas son las úlceras profundas (llagas abiertas), quemaduras grandes, y cortaduras infectadas.

Los síntomas comunes que pueden ocurrir con las heridas crónicas son los siguientes:

  • Fiebre o escalofríos
  • El área alrededor de la herida está roja y caliente al tacto
  • Pus lechoso, amarillo, verde o amarronado en la herida
  • Sangrado, inflamación o dolor en el área afectada
  • Dificultad para mover el área afectada
  • La herida se ha hecho más grande o más profunda
  • Piel oscura o negra alrededor de la herida

Comuníquese con su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Usted tiene más dolor o le aparece un dolor nuevo, inflamación, enrojecimiento o sangrado en o alrededor de su herida.
  • De su herida sale pus o mal olor.
  • Su piel le pica o tiene un sarpullido.
  • Tiene llagas, ampollas o cambios en el color o la temperatura de su piel.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para las heridas crónicas

depende de donde está localizada su herida y que tan grave es. Si alguna afección médica como la diabetes está retrasando la cicatrización de la herida, es importante tratar la afección. Los médicos podrían cambiar su tratamiento si su herida aún no sana. Es posible que su tratamiento también cambie a medida que la herida cicatriza. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos se pueden administrar para prevenir o tratar una infección causada por bacterias.
  • Cuidado de la herida:
    • La limpieza se realiza lavando la herida con agua estéril. Los médicos podrían usar una jeringa larga con una aguja o punta de catéter (tubo). También podrían usar un líquido mata gérmenes.
    • Desbridamiento se realiza para remover cualquier cosa de la herida que pudiera retrasar la sanación y conllevar a la infección. Esto incluye tejido muerto, y objetos como piedras pequeñas y tierra. Su médico podría cortar las áreas dañadas dentro o alrededor de su herida. También podría drenar la herida para limpiar el pus. Es probable que le pongan vendas húmedas dentro de la herida, o vendas que contienen enzimas. La hidroterapia (tratamiento de hidromasaje) utiliza el agua para limpiar las heridas. Se puede utilizar para limpiar y debridar heridas por quemaduras.
    • Los apósitos se utilizan para proteger la herida y promover la cicatrización de heridas. Se pueden utilizar muchos tipos de apósitos para las heridas crónicas. También se puede envolver la herida con una venda elástica para aplicar un poco de presión sobre la misma. La presión ayuda a disminuir la inflamación en los tejidos alrededor del área de la herida. Los apósitos podrían venir en forma de vendas, gasas, soluciones, geles, o espumas. Pueden contener sustancias para ayudarlo a cicatrizar más rápido.
    • Terapia de presión negativa para heridas (NPWT) también se podría realizar. Esta terapia también se conoce como aspiración de heridas, o terapia aspiradora. El aparato aspirador utiliza succión para remover líquido y desechos de su herida y acercar un poco más los lados de la herida. NPWT también podría aumentar el flujo sanguíneo y facilitar el crecimiento de tejido nuevo en la herida.
  • La terapia de oxígeno hiperbárico se utiliza para obtener más oxígeno en el área de la herida. El oxígeno es aplicado bajo presión dentro de una cámara en forma de tubo llamada cámara de presión o hiperbárica. Es posible que necesite esta terapia más de una vez.

Ayude a que su herida cicatrice:

  • Consuma alimentos sanos y beba líquidos según las indicaciones. Los alimentos sanos le dan a su cuerpo los nutrientes que necesita para sanar su herida. Los líquidos previenen la deshidratación que podría disminuir el suministro de sangre a su herida. Los alimentos sanos incluyen frutas, vegetales, granos (panes y cereales), productos lácteos, y alimentos de proteína. Los alimentos con proteínas incluyen carne, pescado, nueces y productos de soya. Las proteínas, calorías, vitamina C y zinc ayudan a curar las heridas. Pídale a su médico más información sobre los alimentos que debe comer para mejorar la cicatrización.
  • No fume. Si usted fuma, nunca es demasiado tarde para dejar de hacerlo. Fumar retrasa la sanación de la herida. También aumenta su riesgo de infección después de haber tenido cirugía. Solicite información a su médico si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

Evite presionar las heridas:

Las llagas ocasionadas por presión pueden desarrollarse cuando se obstruye el flujo de sangre a una área determinada. Por ejemplo, usted se sienta o acuesta en la misma posición sin moverse y pone presión en sus talones. Puede evitar heridas de presión haciendo cualquiera de las siguientes cosas:

  • Cambie de posición cada 15 minutos mientras está sentado.
  • Cambie de posición en la cama cada 2 horas.
  • Levante sus piernas con almohadas para levantar sus talones mientras está acostado.
  • Revise su piel o pídale a alguien que le revise la piel todos los días. Compruebe las áreas que son comunes a las heridas por presión, como codos, talones y las nalgas. Indicios comunes de heridas de presión son llagas, ampollas o cambios de color o temperatura.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Usted necesita regresar a que le revisen la herida. Puede que necesite volver para cambiar la venda. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide