Skip to Content

Gastrectomía En Manga Laparoscópica

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber sobre la gastrectomía en manga laparoscópica:

Una gastrectomía en magna laparoscópica es cirugía para remover la mayor parte de su estómago. El estómago restante formará un tubo o manga pequeña. Usted se sentirá lleno más rápidamente y tendrá menos deseos de comer. Esta gastrectomía comúnmente se realiza como la primera cirugía antes de poder hacer una cirugía para pérdida de peso aún más complicada.

¿Cómo me preparo para la gastrectomía en manga laparoscópica?

  • Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Usted colaborará con un dietista antes y después de su cirugía. Su dietista hablará con usted sobre nutrición y la dieta que debe seguir antes y después de la cirugía. Probablemente necesitará seguir una dieta muy baja en calorías por varias semanas antes de la cirugía.
  • Su médico podría indicarle que usted no coma ni tome nada después de la medianoche del día de su cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar el día de la cirugía. Podrían administrarle un antibiótico por vía intravenosa para evitar que contraiga una infección bacteriana.

Qué pasará durante la gastrectomía en manga laparoscópica:

  • A usted le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. Su cirujano hará de 4 a 6 incisiones pequeñas en su abdomen. Luego insertará pequeños instrumentos por medio de las incisiones. Llenará su abdomen con gas para poder verlo con más claridad.
  • El cirujano le cortará alrededor del 75% del estómago. Esto hará que quede un tubo estrecho (manga) para que pase el alimento y el líquido. La manga se pega con grapas y su cirujano la revisará para asegurarse de que no vaya a gotear. Es probable que le pongan un drenaje cerca de la manga para sacar la sangre o líquido adicional. Las incisiones se cerrarán con pegamento médico, cinta adhesiva de uso médico o puntos de sutura.

Qué pasará después de la gastrectomía en manga laparoscópica:

  • Es probable que le pongan una sonda nasogástrica en la nariz que baja por su estómago durante la cirugía. La sonda ayuda a prevenir el vómito y podría ayudar a facilitar el funcionamiento de sus intestinos. La sonda casi siempre es extraída 1 día después de la cirugía. Si le pusieron un drenaje en la herida, se lo removerán cuando deja de drenar sangre y líquido. Puede que le pongan una sonda en la vejiga para ayudar a drenar la orina. Esta sonda será removida el día después de la cirugía.
  • Se podría también hacer un examen llamado trago de medio de contraste el primer día después de la cirugía. Este examen revisa por si hay goteo en su estómago. Usted podrá ingerir líquidos claros una vez que su estómago empiece a funcionar después de la cirugía y los exámenes muestren que no hay goteo. Es posible que al principio le den trocitos de hielo. Luego le empezarán a dar líquidos claros como agua, consomé o jugo.
  • Usted podría sentir molestias en el pecho u hombro causadas por el gas que usaron durante la cirugía. Aplique calor en su abdomen, camine o acuéstese con las rodillas lo más cerca a su pecho. Esto ayudará a disminuir las molestias o presión del gas.

Riesgos de la gastrectomía en manga laparoscópica:

Es posible que usted sangre más de lo esperado o que desarrolle una infección. Los órganos cercanos al área de la cirugía podrían sufrir daños. Durante la cirugía, usted podría necesitar de una incisión grande en vez de varias pequeñas. Es probable que empiece a gotear a lo largo de la línea de las grapas en la parte donde sostienen la manga cerrada. Este goteo puede causar una infección seria. Usted podría tener náuseas, vómitos o acidez. Puede ser también que usted no baje todo el peso que usted desea o más bien suba de peso. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. Esto podría poner en peligro su vida.

Llame al 911 si presenta:

  • Usted tiene dificultad para respirar.
  • Usted tiene dolor de pecho que no se alivia o más bien empeora.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Sus heridas están drenando pus o se ven rojas o inflamadas. Podrían sentirse calientes, dolorosas o sensibles.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre por encima de los 101°F (38.3°C).
  • Su dolor no mejora con medicamentos o más bien empeora.
  • Usted tiene náusea que no mejora con medicamentos o más bien empeora.
  • Usted esta vomitando.
  • Sus heces son negras o tienen sangre.
  • Usted tiene estreñimiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Un suplemento multivitamínico podría ser recomendado por su médico o nutricionista. Esto le ayudará a reemplazar las vitaminas y minerales perdidos debido a que usted estará consumiendo menos comida.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • El medicamento para el reflujo ayuda a disminuir la acidez estomacal.
  • Medicamento para las náuseas podría necesitarse para ayudar a aliviar las náuseas y prevenir el vómito.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome ningún otro medicamento que contiene acetaminofén. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. No maneje mientras toma medicamentos recetados para el dolor.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas:

Lávese el abdomen cuidadosamente con agua y jabón. Seque el área de la herida suavemente con una toalla. Usted podría bañarse y lavarse el cabello 2 días después de la cirugía. Es normal tener sangre seca y un poco de enrojecimiento en el área de las incisiones después de la cirugía. Revise por si tiene enrojecimiento color brillante, inflamación, calor o secreción todos los días.

Nutrición:

Siga las indicaciones de su dietista. Tome al menos 64 onzas de líquidos al día para prevenir la deshidratación. El agua es el mejor líquido para tomar. Tome líquidos poco a poco y durante el día en vez de tomar una gran cantidad a un mismo tiempo. Es probable que su dietista le recomiende una dieta líquida total empezando el día 3. Esta fase podría durar por hasta 2 semanas. Es probable que también tenga que tomar suplementos nutritivos, como bebidas con proteínas hasta 3 veces al día. Estos suplementos proveen proteínas, vitaminas y minerales si usted no los está recibiendo en cantidades suficientes por medio de los alimentos. No tome bebidas carbonadas, como las gaseosas. Estos líquidos aumentan el gas en su estómago. Limite o evite la cafeína porque podría causarle deshidratación.

Tos y respiración profunda:

Respire profundo y tosa 10 veces cada ahora o según indicaciones médicas. Esto ayudará a prevenir la neumonía. Es probable que usted tenga que sostener una almohada sobre su abdomen para apoyo y comodidad mientras tose. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa.

Actividad:

Tome caminatas cortas y frecuentes a lo largo del día. Caminar ayuda a prevenir la formación de coágulos sanguíneos. No haga ejercicios fuertes ni levante más de 10 libras. Pregúntele a su médico sobre el mejor plan de ejercicios para usted en su próxima cita.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que necesite regresar para que le realicen análisis de sangre. Pregunte cuándo puede regresar al trabajo. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide