Skip to Content

Fístula Gastrointestinal

CUIDADO AMBULATORIO:

Una fístula gastrointestinal (GI)

es una abertura anormal en el estómago o los intestinos. Los líquidos del estómago y los intestinos se filtran a otras partes del cuerpo a través de la abertura. Pueden filtrarse a otros órganos o a través de la piel hacia el exterior del cuerpo. Una fístula GI puede provocar infecciones, desnutrición (no hay suficientes calorías o nutrientes) o deshidratación.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene vómitos o diarrea severos.
  • Usted tiene sangrado abundante saliendo de su recto.
  • El abdomen está más grande de lo normal y le duele mucho.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted presenta algún síntoma nuevo.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted pierde peso sin proponérselo.
  • Usted nota un cambio en sus evacuaciones intestinales.
  • Usted se siente deprimido, confundido, cansado, irritable y no tiene ganas de comer.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

depende de la causa de la fístula y del tipo de fístula que tiene. Puede necesitar tratamiento para una condición médica que causó la fístula. Algunas fístulas pueden cerrarse por sí mismas. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos pueden necesitarse para tratar o evitar una infección bacteriana.
  • El apoyo nutricional se puede administrar por vía intravenosa o a través de un tubo que se coloca en la nariz (sonda nasogástrica). Esto le ayudará a obtener la nutrición que necesita mientras se sana la fístula.
  • La terapia de presión negativa para heridas (TPN) puede utilizarse para curar las fístulas que van hacia el exterior del cuerpo. La TPN para heridas utiliza una máquina que se conoce como unidad vac para las heridas, vacío de la herida, o bomba para ayudar con la curación de heridas. La succión de la máquina elimina el drenaje adicional de su herida y une un poco más los lados de la herida. La TPN para heridas promueve el crecimiento del tejido sano mediante el aumento del flujo sanguíneo a la herida. La terapia con presión negativa también reduce las bacterias que causan infecciones.
  • Cirugía puede ser necesaria para cerrar la fístula. O bien, es posible que la cirugía se haga para extraer la parte del intestino que contiene la fístula. Se puede colocar un injerto de piel sobre una fístula que va hacia el exterior del cuerpo.

Cuide la herida abierta como le indiquen:

Es posible que deba cubrirse su herida con una venda para proteger la piel de más daños. Es probable que usted también deba limpiar la herida. Pregunte al médico cómo limpiar la herida y cuándo y cómo debe cambiar sus vendas.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide