Skip to Content

Fundoplicatura En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de la funduplicatura:

La fundoplicatura es una cirugía para tratar la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Durante la cirugía, se envuelve la parte superior del estómago alrededor de la parte de abajo del esófago. Esto previene que el ácido estomacal suba al esófago.

Cómo preparar a su niño para la cirugía:

Es posible que su niño deba realizarse exámenes, como una endoscopía con una biopsia (se toman pequeñas muestras de tejido) o un estudio del nivel de pH, antes de la cirugía. Pida más información al médico del niño sobre estos exámenes. No dé a su niño nada de comer ni beber después de la medianoche anterior a la cirugía. El médico de su niño le indicará cuáles medicamentos puede darle y cuáles no la mañana de la cirugía.

Qué sucederá durante la cirugía de su hijo:

  • A su niño le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante la cirugía. Su hijo recibirá antibióticos para prevenir una infección.
  • La cirugía de su niño puede realizarse como un procedimiento abierto. Durante un procedimiento abierto, se realiza una gran incisión en el abdomen. La cirugía de su niño puede, en cambio, realizarse en forma laparoscópica. Se hacen varias incisiones pequeñas en el abdomen. El médico de su niño introduce un endoscopio y herramientas por las incisiones para realizar la cirugía.
  • La parte superior del estómago de su niño se envuelve alrededor del esófago. Esto ayuda a que la válvula que se encuentra entre el esófago y el estómago cierre mejor. Su médico también podría reparar los músculos del esófago si estos están débiles. Después se cierran las incisiones con puntos de sutura o cinta quirúrgica y se cubren con vendajes.

Qué sucederá después de la cirugía de su hijo:

Los médicos ayudarán a su hijo a caminar por los pasillos para prevenir coágulos de sangre. Es posible que a su niño le coloquen una sonda nasogástrica (NG) en la nariz. La sonda NG ingresa por la nariz y va hasta el estómago. Estará sujeta a succión. Esto evitará que líquido regrese al estómago. También permite que la zona de la cirugía del niño comience a cicatrizar. Es posible que a su niño le coloquen una sonda en la vejiga. Su hijo podrá irse a casa cuando pueda comer y beber, y el dolor esté controlado.

Riesgos de la cirugía:

Su niño podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Si la envoltura del niño se desliza o se mueve, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) puede regresar, o él puede experimentar distensión o dificultad para tragar. Su hijo puede tener una reacción a la anestesia. Se podrían dañar el esófago, el estómago u otros órganos del niño durante la cirugía.

Llame al 911 si:

  • Su hijo tiene dificultad para respirar, dolor en el pecho o ritmo cardíaco acelerado.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos, dolor de estómago, náuseas, vómitos o diarrea.
  • A su hijo le sangra la incisión.
  • Su hijo tiene sangre en las evacuaciones (pueden ser de color rojo brillante o negro).

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene pus o enrojecimiento alrededor de la incisión.
  • Su hijo no puede comer o beber.
  • Su hijo se siente lleno, o el estómago está inflamado.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

La niña podría necesitar cualquiera de los siguientes medicamentos:

  • Antibióticos: Este medicamento va a ayudar a combatir o prevenir una infección. Asegúrese que su niño tome sus antibióticos hasta que se hayan terminado, aún si se esta sintiendo mejor.
  • Puede administrarse un analgésico a su niño mayor.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cuidados personales:

  • Lentamente, dele alimentos blandos a su niño, como le indicaron. Pregunte al médico de su hijo cuándo puede retomar su dieta habitual.
  • Regrese a las actividades diarias y a realizar ejercicio, según le indicaron. Empiece a hacer un poco más día a día.

Cuidado de la herida:

Mantenga las heridas del niño limpias y secas. Cuando al niño se le permita bañarse o ducharse, lave, cuidadosamente, las incisiones con jabón y agua. Seque el área y coloque una venda nueva y limpia, si se lo indicaron.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide