Skip to Content

Función Sexual En Las Mujeres Después De Una Lesión En La Médula Espinal

LO QUE NECESITA SABER:

Su respuesta sexual dependerá de la gravedad y la parte de la médula espinal donde ha sufrido la lesión. Tendrá que hacer ciertos cambios pero, aún así, podrá disfrutar de una vida sexual satisfactoria.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Cómo reacciona su cuerpo frente a la estimulación sexual después de tener una lesión en la médula espinal:

Es posible que algunas partes de su cuerpo sean sensibles al tacto aún después de tener una lesión en la médula espinal. La lubricación vaginal es un reflejo que no está bajo su control. Es posible que aún experimente lubricación vaginal cuando ciertas partes de su cuerpo están expuestas al tacto. Si su cuerpo no produce suficiente lubricación, puede usar un lubricante vaginal de venta libre. Es posible que deba explorar junto con su pareja qué partes de su cuerpo son más sensibles y qué la estimula sexualmente.

Control de la vejiga y los intestinos durante la actividad sexual:

Si usted ha perdido el control de su vejiga o sus intestinos, es posible que le preocupe la posibilidad de tener una descarga accidental durante la actividad sexual. Siga al pie de la letra su programa regular de manejo de los intestinos y la vejiga para evitar que esto suceda. Tenga actividad sexual después de seguir su programa regular de manejo de los intestinos y la vejiga. Su proveedor de salud podría sugerirle que no tome líquido durante 1 o 2 horas antes de tener actividad sexual.

Dar a luz un bebé después de sufrir una lesión en la médula espinal:

Usted puede quedar embarazada después de tener una lesión en la médula espinal. Debe recibir muy buena asistencia prenatal para asegurar que su bebé nazca lo más saludable posible. Podría venirle presión arterial alta durante el embarazo. Puede que no se dé cuenta cuando comiencen los trabajos de parto. Es posible que el peso adicional del bebé afecte su equilibrio. También correrá un mayor riesgo de que se le formen úlceras en la piel debido al aumento de peso relacionado con el embarazo.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene signos y síntomas de una infección en las vías urinarias:
    • Orina con mayor frecuencia o se despierta porque debe orinar.
    • Tiene sangre en la orina.
    • Su orina huele mal.
    • Siente dolor o calambres en la parte inferior del abdomen (si tiene sensación en esta parte de su cuerpo).
  • Usted considera que necesita asesoramiento o educación sexual.
  • Usted tiene alguna pregunta o inquietud acerca de su condición o cuidado.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • A usted le viene dolor de cabeza pulsante de forma repentina.
  • Usted tiene la piel roja, sudorosa o arrebatada por encima del nivel de su lesión de la médula espinal.
  • Usted tiene la piel fría y sudorosa con carne de gallina por debajo del nivel de su lesión de la médula espinal.
  • Usted tiene la nariz congestionada o náuseas.
  • Usted tiene la vista borrosa.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide