Skip to Content

Fractura Rotuliana

CUIDADO AMBULATORIO:

Una fractura rotuliana

Se produce una fractura rotuliana cuando se quiebra la rótula. El tratamiento depende de cómo se rompa la rótula. Los fragmentos rotos pueden desalinearse o atravesar la piel.

Anatomía de la rodilla

Los signos y síntomas comunes son:

  • Dolor cuando le tocan la rodilla o cuando mueve la pierna
  • Inflamación y moretones alrededor de la rodilla
  • Capacidad para enderezar la pierna, pero no para doblarla
  • Incapacidad para caminar o poner peso sobre la pierna

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Si de repente siente un desvanecimiento y falta de aire.
  • Si le duele el pecho cuando respira hondo o tose.
  • Usted expectora sangre.

Busque atención médica de inmediato si:

  • El yeso o la férula se quiebran o se dañan.
  • Su pie o dedos del pie se inflaman, están fríos, entumecidos, o se ponen blancos o azules.
  • Su pierna se siente cálida, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

Llame a su médico o especialista en huesos si:

  • Tiene fiebre.
  • El dolor empeora, incluso después del tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Una abrazadera, un yeso o una férula podría ser necesario. Estos dispositivos de apoyo evitan que la rótula se mueva y ayudan a que se sane. Es posible que también deba usar muletas para caminar mientras que su rótula se sana.
  • Los medicamentos sirven para prevenir o combatir el dolor o una infección bacteriana. También es posible que necesite una vacuna Td. Esta vacuna es una dosis de refuerzo para ayudar a prevenir el tétanos. Podría necesitar la vacuna Td si el hueso rompió la piel.
  • La reducción cerrada se puede utilizar para mover los fragmentos rotos a sus lugares correctos sin necesidad de cirugía. Se podría hacer una reducción cerrada para colocar la rótula en su lugar y luego quitarla.
  • La cirugía se puede utilizar para mover los fragmentos rotos a sus posiciones correctas. Es posible que se usen alambres, tornillos o bandas para sujetar los huesos en su lugar. La cirugía también podría usarse para extraer por completo o en parte la rótula.
  • La fisioterapia podría recomendarse. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

Cuidado de la abrazadera, yeso o férula:

  • Revise la piel alrededor del dispositivo todos los días. Aplíquese una crema o loción en las zonas rojas o doloridas.
  • Pregúntele a su médico cuándo puede bañarse. No moje el dispositivo. Cúbralo con 2 bolsas de plástico. Pegue las bolsas con cinta adhesiva por encima del dispositivo para evitar que entre el agua. Mantenga la rodilla fuera del agua tanto como pueda.
  • No empuje ni se apoye en ninguna parte del yeso o de la férula.
  • No coloque ningún objeto filoso o puntiagudo dentro del yeso.

Cuidados personales:

  • Repose su rodilla según las indicaciones. Las muletas ayudan a descansar y a apoyar la rodilla cuando camina. Su médico le dirá cuándo puede empezar a usar muletas. Siga las instrucciones acerca de cuánto peso puede apoyar sobre la pierna.
    Caminar con muletas
  • Aplique hielo para ayudar a bajar la inflamación y el dolor. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla antes de aplicarlo sobre la rodilla o el dispositivo de apoyo. Aplique hielo durante 15 a 20 minutos por hora durante 2 días o según indicaciones.
    Hielo y elevación
  • Eleve su rodilla por encima del nivel del corazón con la frecuencia que pueda. Esto ayudará a disminuir la hinchazón y el dolor. apoye su pierna en almohadas o mantas para mantenerla elevada cómodamente. No coloque una almohada justo debajo de su rodilla.

Acuda a las consultas de control con su médico o especialista en huesos según le indicaron:

Es posible que usted necesite regresar para que le quiten los puntos de sutura. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.