Skip to main content

Fractura Facial En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una fractura facial?

Una fractura facial es una ruptura en uno o más huesos de la cara de su niño. Una fractura facial puede también dañar el tejido adyacente.

Cráneo

¿Cuáles son los signos y síntomas de una fractura facial?

  • Dolor, inflamación o moretones
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de hormigueo o entumecimiento
  • Visión borrosa, visión doble o ver flotantes (puntos)
  • Disminución del movimiento o dolor ocular cuando su hijo mueve los ojos
  • Ojos hundidos o que no están en su posición normal, o párpados inflamados

¿Cómo se diagnostica una fractura facial?

Informe al médico de su hijo acerca de su lesión. Examinarán la visión, las pupilas y los movimientos oculares de su hijo. Es posible que el médico de su hijo utilice un dispositivo para observar el interior del ojo. También revisará su cara para buscar heridas en la piel. Su hijo también podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Radiografía o tomografía computarizada Las imágenes pueden mostrar huesos fracturados y tejido y vasos sanguíneos dañados. Es posible que a su hijo le administren líquido de contraste para que el área lesionada se vea mejor. Informe al médico si su hijo alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.
  • Una ecografía puede realizarse para detectar daño en los huesos y tejidos faciales de su hijo.

¿Cómo se trata una fractura facial?

Una fractura facial se puede recuperar por su propia cuenta si su hueso fracturado permanece en su posición normal. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes para una fractura grave:

  • Medicamentos podrían administrarse para prevenir o tratar el dolor o una infección bacteriana.
  • La cirugía podría ser necesaria para colocar los huesos del niño a sus posiciones normales si la fractura es severa. Para mantener unidos los huesos rotos se pueden usar pines, platinas y tornillos. La cirugía también puede ser necesaria para reparar el daño en los ojos, la nariz, la boca, los nervios o los vasos sanguíneos.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo está confundido o más molesto, inquieto o soñoliento de lo normal.
  • Su hijo tiene sangre o un fluido claro saliendo por su nariz u oídos.
  • Su hijo tiene dificultad para oír o hablar.
  • Su hijo tiene visión borrosa o ve doble.
  • La pupila de su niño se ve más grande en un ojo.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su hijo está vomitando.
  • Su hijo tiene dolor de cabeza que está empeorando aún después de tomar medicamentos para el dolor.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.