Skip to Content

Fractura Facial En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Una fractura facial

es la rotura de uno o más huesos de la cara de su hijo. Una fractura facial puede también dañar el tejido adyacente.

Cráneo

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo está confundido o más molesto, inquieto o soñoliento de lo normal.
  • Su hijo tiene sangre o un fluido claro saliendo por su nariz u oídos.
  • Su hijo tiene dificultad para oír o hablar.
  • Su hijo tiene visión borrosa o ve doble.
  • La pupila de su niño se ve más grande en un ojo.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su hijo está vomitando.
  • Su hijo tiene dolor de cabeza que está empeorando aún después de tomar medicamentos para el dolor.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Los signos y síntomas comunes son:

  • Dolor, inflamación o moretones
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de hormigueo o entumecimiento
  • Visión borrosa, visión doble o ver flotantes (puntos)
  • Disminución del movimiento o dolor ocular cuando su hijo mueve los ojos
  • Ojos hundidos o que no están en su posición normal, o párpados inflamados

El tratamiento

puede no ser necesario si el hueso roto permanece en su posición normal. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes para una fractura grave:

  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté tomando su hijo para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoagulante, siempre pregunte si los AINE son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte cómo dar este medicamento a su niño de forma segura.
  • Los antibióticos podrían administrarse para tratar o prevenir una infección bacteriana si el hueso atravesó la piel.
  • La cirugía podría ser necesaria para colocar los huesos del niño a sus posiciones normales si la fractura es severa. Para mantener unidos los huesos rotos se pueden usar pines, platinas y tornillos. La cirugía también puede necesitarse para corregir una deformación o para reparar tejidos dañados como los ojos, nariz, boca, nervios o vasos sanguíneos.

El cuidado de su niño después de una fractura facial:

  • Aplique hielo sobre la cara de su hijo de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Ayude a su niño a limpiar sus dientes de 4 a 5 veces al día. Es posible que sea difícil para su niño limpiar sus dientes si tiene una lesión o una fractura cerca de la boca. Use una piqueta de agua o un cepillo de dientes pequeño y suave. Consulte con el médico de su niño para obtener más información sobre el cuidado de la boca.
  • Su hijo puede necesitar más descanso de lo que cree mientras sana. El juego tranquilo mantendrá a su hijo ocupado para que no se arriesgue a sufrir lesiones. Haga que su niño lea o dibuje silenciosamente. Pregúntele al médico de su hijo cuánto descanso necesita y cuándo puede regresar a sus actividades regulares.
  • No deje que su niño practique deportes mientras su fractura facial sana. La fractura podría sangrar, amoratarse fácilmente o romperse otra vez. Pregunte al médico de su niño cuándo es seguro que su niño practique deportes de nuevo.

Acuda a las consultas de control con el médico de su niño según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.