Skip to Content

Fractura De Muñeca En Adultos

CUIDADO AMBULATORIO:

Una fractura de muñeca

es la quebradura de uno o más huesos de la muñeca. Una fractura de muñeca puede ser causada por una caída, un accidente automovilístico o una lesión deportiva. En los adultos mayores, una fractura de muñeca puede deberse a debilidad ósea.

Los signos y síntomas:

  • Dolor, hinchazón y moretones en la muñeca lesionada
  • Dolor en la muñeca que empeora cuando sostiene algo o ejerce presión en la muñeca
  • Debilidad, pérdida de la sensación u hormigueo en la mano o muñeca lesionada
  • Dificultad para mover la muñeca, la mano o los dedos
  • Un cambio en la forma de la muñeca

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su dolor empeora o no mejora después de tomar el medicamento para el dolor.
  • El yeso o la férula se rompen, se mojan o se dañan.
  • Tiene la mano o los dedos de la mano entumecidos.
  • Las manos o los dedos se le ponen blancos o azules.
  • El yeso o la férula se sienten muy apretados.
  • Tiene más dolor o inflamación que antes de que le colocaran el yeso o la férula.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Sale mal olor o sangre de debajo del yeso.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento de una fractura de muñeca

dependerá del hueso de la muñeca que se haya fracturado y del tipo de fractura que tenga. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamento para ayudar a disminuir el dolor y la inflamación. Es posible también que necesite tomar un antibiótico o darse la vacuna antitetánica si se abrió la piel.
  • Puede que le coloquen un yeso, una abrazadera o una férula en la muñeca para limitar el movimiento. Estos dispositivos ayudarán a mantener los huesos en su lugar mientras sanan.
  • La tracción puede ser necesaria si su hueso se quebró en dos pedazos. La tracción jala los huesos para colocarlos nuevamente en su lugar. Es posible que se coloque un clavo en su hueso o yeso y se enganche a unas cuerdas y a una polea. El peso se monta en las cuerdas para ayudar a jalar los huesos y así ayudarlos a sanar correctamente.
  • Una reducción cerrada es un procedimiento que se realiza colocar los huesos en la posición correcta sin necesidad de cirugía.
  • Cirugía podría ser necesaria para regresar sus huesos a su posición correcta. Es posible que se usen alambres, clavijas, tornillos o placas para sujetar los huesos en su lugar.

Cuidados personales:

  • Descanse lo más posible. No practique deportes de contacto hasta que su médico lo autorice a hacerlo.
  • Aplique hielo en la muñeca de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Envuelva el hielo con una toalla antes de colocarlo sobre su piel. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Eleve su muñeca por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye su muñeca sobre almohadas o mantas para mantenerla elevada cómodamente.

Cuidado del yeso o la férula:

  • Usted puede tomar un baño o una ducha como se le indique. No permita que el yeso o férula se mojen. Antes de bañarse, cubra el yeso o la férula con 2 bolsas de basura plásticas. Selle la bolsa a la piel con una cinta adhesiva por encima de la férula o yeso para evitar que entre el agua. Mantenga el brazo fuera del agua por si el agua se filtra dentro de la bolsa. Si el yeso se moja y se ablanda, llame al médico.
  • Revise la piel alrededor del yeso o férula todos los días. Puede aplicar loción en cualquier área enrojecida o irritada.
  • No haga presión ni se apoye en el yeso o la abrazadera porque se pueden romper.
  • No se rasque la piel debajo del yeso introduciendo un objeto cortante o puntiagudo en el interior del yeso.

Acuda a la terapia física como se le indique:

Es posible que deba hacer fisioterapia una vez que se le haya curado la muñeca y le hayan quitado el yeso. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios para mejorar el movimiento y la fuerza y para aliviar el dolor.

Acuda a sus consultas de control con su médico o especialista en huesos según le indicaron:

Es posible que necesite regresar para que le saquen el yeso. Además podría necesitar de rayos x para revisar si el hueso ha sanado correctamente. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide