Skip to Content

Fractura De Cráneo En Niños

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • A una fractura de cráneo también se le llama fractura craneal. Esto ocurre cuando se rompe una parte del cráneo de su niño (los huesos de la cabeza qu cubren el cerebro). La cabeza de los niños es más grande en comparación con el resto del cuerpo. Una fractura de cráneo puede ser causada por una lesión o un trauma en la cabeza cuando su hijo cae de un lugar alto. Un golpe directo durante una pelea, abuso físico o accidente de auto también pueden causar una fracturta de cráneo. Signos y síntomas comunes pueden incluir una masa en el sitio del trauma, herida, moreton, inflamación o deformidad de su cabeza. Su hijo puede vomitar (devolver), desmayarse, tener dolor de cabeza o convulsiones o sentirse mareado o irritado.
  • Se pueden necesitar para el diagnóstico los rayos X, una resonancia magnética (RM) o una tomografía computada (TC). El puede necesitar otros examenes, como el monitoreo intracraneal o un electroencefalograma (EEG). El tratamiento puede incluir medicamentos para aliviar los síntomas o cirugía si la fractura es mala. Una mala fractura incluye aquellas con depresión (hundimiento) del cráneo o una fractura grande que afecte vasos sanguíneos. La mayoría de las fracturas de cráneo sanan dentro de 3 a 6 meses. Entre mas joven es el niño, más rápido sana y con menos problemas. Con el tratamiento adecuado, como son medicamentos y collarín, su hijo tiene grandes oportinidades de tener una recuperación completa.

INSTRUCCIONES:

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño: Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos: Llame al médico de cabecera de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño al cerebro e hígado de peligro mortal. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Medicamentos para el dolor: Su niño podría necesitar medicamento para suspender o reducir su dolor. Sepa cuando su niño necesita recibir su medicamento y la cantidad. Observe a su niño para signos de dolor. Informe a los médicos si continua o empeora su dolor. Para prevenir caídas, manténgase con su niño para que lo pueda ayudar a levantarse de la cama.

Solicite más información sobre el lugar y la hora que usted necesita llevar a su niño para sus consultas de seguimiento:

Solicite información sobre el cuidado continuo, tratamientos, y servicios a domicilio para su niño.

Pregunte al médico de su hijo acerca de la forma apropiada de cuidar su herida y cambiar los vendajes. También es necesario saber que tan frecuente se necesitan cambiar los vendajes de su hijo.

Actividad:

  • Ejercicio: Hable con el médico de su hijo antes de permitirle iniciar a hacer ejercicio nuevamente. Juntos pueden planear el mejor programa de ejercicios para su hijo. Es mejor iniciar poco a poco y hacer más conforme se sienta más fuerte. El ejercicio ayudará a que sus músculos y huesos se vuelvan más fuertes.
  • Su niño podría necesitar más descanso de lo que realiza, mientras se esta recuperando. Jugar silenciosamente va a mantener a su niño ocupado de forma segura para que no este inquieto y corra riesgo para una lesión. Haga que su niño lea o dibuje silenciosamente. Siga las instrucciones sobre la cantidad de descanso que su niño debería tener mientras se esta recuperando.
  • Deportes: No permita a su hijo jugar deportes de contacto, como fut bol, mientras su fractura esta sanando. Su cráneo fracturado puede fracturarse de nuevo, sangrar o ponerse morado facilmente. Hable con el médico de su hijo antes de permitirle iniciar a jugar deportes de contacto de nuevo.

Cuidados del collarín:

Los médicos pueden colocar un collarín en el cuello de su hijo para evitar que se mueva. Este puede utilizarce también para que disminuya el dolor. Pregunte al médico de su hijo para más información acerca del cuidado del collarín.

Hielo:

Aplicar hielo en lapiel de su hijo que esta en parte superior de la inflamación disminuye lo inflamado, el dolor y lo rojo. Un paquete de hielo puede ser hecho colocando hielo picado o cubos de hielo en una bolsa de plástic. Mezcle algo de agua con el hielo para distribuir el frío mas eficientemente y cubralo con una toalla. No deje el paquete de hielo sobre la piel por mucho tiempo para evitar dañar la piel.

Como evitar otra fractura de cráneo:

  • Siempre coloque a su hijo en un asiento de seguridad en el asiento trasero de su auto. No arranque su auto hasta que el cinturón de seguridad de su hijo este colocado. Pregunte a su médico para más información acerca de los asientos de seguridad para autos. Si su hijo es lo suficientemente grande, el debe de utilizar el cinturón de seguridad cuando maneje un auto.
  • No deje a su hijo solo en la cama, en la mesa de cambio o en el colchón. Coloquelo en una cuna o corral, si usted necesita dejarlo desatendido.
  • No permita que su hijo salte en una alberca poco profunda o en agua donde la profundidad sea desconocida.
  • Asegurese que su hijo utiliza las adecuadas ropas y medidas de protección cuando juega deportes. Esto incluye muñequeras, casco, rodilleras y un guarda bucal que cumpla con los estandares de seguridad. Enseñe a su hijo acerca de seguir las indicaciones de seguridad. Pregunte a su médico acerca de más información acerca de los cascos de seguridad para bicicleta.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Su niño tiene una fiebre.
  • Su hijo tiene dolor de cabeza que empeora aún después de darle sus medicamentos para el dolor.
  • El vendaje de su hijo tiene manchas o un mal olor.
  • La piel de su hijo le pica, se inflamo o tiene erupción.
  • Su hijo no puede asistir a su proxima cita con su médico.
  • Usted tiene preguntas o preocupaciones acerca de la lesión de su hijo, tratamiento o cuidados.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su hijo tiene cualquiera de los siguientes problemas:
    • Se encuentra más irritable, inquieto o dormido de lo normal.
    • Tiene sangre o flujo claro saliendo de su nariz u oidos.
    • Una pupila (el área negra del centro de su ojo) se ve más grande que la del otro ojo.
    • Tiene problemas para escuchar, habla mal articulada, visión borrosa o doble.
    • Mollera tensa o abultada (parte blanda en la parte superior de la cabeza) si su hijo es un bebe.
    • Debilidad en su brazo o pierna en un lado de su cuerpo. El puede tropesarce o tener problemas para moverse o caminar.
  • Su hijo tiene convulsiones.
  • Su hijo esta vómitado.
  • Su hijo tiene problemas para respirar.
  • Su hijo parece confundido o no reconoce a la familia o amigos.
Está es una emergencia. Llame al 911 o 0 (operadora) para una ambulacia para llevarlo al hospital más cercano.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide