Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Forunculosis Y ántrax Múltiple

CUIDADO AMBULATORIO:

La forunculosis y el ántrax múltiple

son infecciones de la piel que presentan protuberancias y pus, llamadas forúnculos y ántrax. Un forúnculo (absceso) se forma cuando los folículos capilares y la piel circundante se infecta. El ántrax consta de forúnculos múltiples que se encuentran en las capas más profundas de la piel. Los forúnculos y carbúnculos son generalmente causados por bacterias.


Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Un forúnculo generalmente empieza como un bulto pequeño, firme y rojo, debajo de la piel. Por lo general, el bulto aparece en el cuello, cara, axila, muslos o glúteos. Es posible que se inflame, se llene de pus y sea doloroso.
  • Un ántrax generalmente ocurre en la parte posterior del cuello o en un lado del muslo. Consta de un grupo de abscesos pequeños y superficiales que se conectan debajo de la piel. El ántrax se puede abrir fácilmente, drenar pus y se puede formar una úlcera en la piel. Luego la piel se recupera lentamente y puede desarrollar una cicatriz profunda. Es posible que usted presente otros síntomas como fiebre, escalofríos, fatiga o dolor.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted presenta latidos cardíacos acelerados o dolor en el pecho.
  • Usted tiene dificultad repentina para respirar.
  • Sus síntomas no mejoran o están empeorando.
  • A su herida le sale pus o tiene un mal olor.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Usted tiene un incremento del dolor, enrojecimiento o inflamación alrededor del área infectada.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para los forúnculos y carbúnculos

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Medicamentos:
    • Antibióticos ayudan a tratar una infección bacteriana.
    • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
    • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Incisión y drenaje es un procedimiento para drenar el líquido o pus que se ha acumulado en el área infectada.

El manejo de su síntomas:

  • Aplique una compresa húmeda y tibia por 30 minutos, de 3 a 4 veces al día, o según indicaciones. Una compresa tibia ayuda a disminuir el dolor y la inflamación. También pueden ayudar a drenar el pus y acelerar el proceso de cicatrización.
  • Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas. Es probable que usted necesite aplicarse vendajes con medicamento incluido. Es posible que necesite lavar la herida cuidadosamente con jabón y agua. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien.

Prevenga el contagio de forunculosis y del ántrax múltiple:

  • Mantenga su piel limpia. Lávese la piel y el cabello todos los días. Lávese las manos frecuentemente. Utilice agua y jabón. Use una loción de manos antibacterial o gel si no hay agua ni jabón disponible.
  • Aplique una loción o crema humectante a su piel regularmente. Suspenda el uso de las cremas si provocan ardor o irritación en la piel.
  • Evite entrar en contacto con las heridas de otras personas. Mantenga limpia y cubierta cualquier herida con vendajes limpios y secos hasta que sanen. Coloque los vendajes sucios en una bolsa sellada de plástico y deséchelos.
  • No comparta elementos de uso personal. Use solamente su propia toalla, jabón, ropa y otros artículos personales.
  • Lave su ropa adecuadamente. Mantenga la ropa sucia de una persona infectada en una bolsa de plástico hasta que la vaya a lavar. Lávela con detergente y agua caliente. Seque los artículos a la temperatura más caliente que se pueda.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide