Skip to Content

Flebotomía Terapéutica

CUIDADO AMBULATORIO:

¿Qué necesito saber acerca de la flebotomía terapéutica?

La flebotomía terapéutica es un procedimiento para remover la sangre de su cuerpo. Este procedimiento se realiza para ciertos trastornos de la sangre, como hemocromatosis o policitemia vera. Esto ayuda a disminuir los niveles altos de hierro o los glóbulos rojos.

¿Cómo me preparo para la flebotomía terapéutica?

Su médico hablará con usted sobre cómo prepararse para este procedimiento. Le dirán qué medicamentos tomar o no tomar el día de su procedimiento. Es posible que le pidan que tome 8 vasos de ocho onzas cada día antes del procedimiento.

¿Qué sucederá durante una flebotomía terapéutica?

Su médico introducirá una aguja en la vena de su brazo. Él podría remover hasta 1 pinta de sangre. Su médico podría darle una solución salina (agua con sal) para ayudarlo a evitar los mareos o desvanecimientos. Él podría ejercer presión en el área de la infección y colocar un vendaje encima.

¿Qué sucederá después de la flebotomía terapéutica?

Usted podría presentar desvanecimientos, mareos, sudoración, palidez o fatiga después de una flebotomía. Esto puede conllevar a desmayos. Usted necesitará permanecer sentado por varios minutos y después levantarse lentamente. Es posible que usted necesite esperar en otra habitación por un tiempo. También es posible que le den algo para beber o un bocadillo ligero. Usted podría presentar náuseas o vómitos después de este procedimiento. También podría presentar moretones o molestia en el sitio de la inyección de la aguja.

¿Cuáles son los riesgos de la flebotomía terapéutica?

Usted puede desarrollar anemia. La anemia es cuando el número de glóbulos rojos o la cantidad de hemoglobina en los glóbulos rojos es baja. La hemoglobina es una proteína que ayuda a transportar el oxígeno a través de su cuerpo. Los glóbulos rojos usan el hierro para crear hemoglobina. La anemia podría conllevar a síntomas como fatiga, debilidad, piel pálida, un latido cardíaco acelerado o falta de aliento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide