Skip to Content

Fisioterapia Para La Lesión Del Ligamento Cruzado Anterior

CUIDADO AMBULATORIO:

La fisioterapia

puede ayudar a fortalecer y a aumentar la amplitud de movimiento (ADM) después de una lesión del ligamento cruzado anterior. Los músculos fuertes ayudan a proteger su rodilla. La fisioterapia también puede ayudarlo a aprender a hacer sus actividades diarias de manera segura mientras se recupera. Usted podría nadar o usar una bicicleta fija como parte de su terapia. La fisioterapia se utiliza tanto antes como después de la cirugía. Su médico podría pedirle que realice fisioterapia incluso si usted no tiene la cirugía.

Antes de la cirugía,

el objetivo es aumentar su amplitud de movimiento, fortalecer sus cuádriceps y controlar la inflamación. Es importante ir a su fisioterapia incluso si usted no va a tener una cirugía. Es posible que tenga dolor o molestia que le impidan mover la pierna. Los ejercicios deberían resultar más cómodos conforme usted continúa.

Durante las primeras 2 a 4 semanas después de su cirugía,

los objetivos son la extensión completa de la rodilla y el soporte del peso. Usted se centrará en más ejercicios para la amplitud de movimiento. La fisioterapia comenzará inmediatamente después de la cirugía. Tendrá que usar muletas durante un tiempo después de la cirugía. La cantidad de peso que usted puede poner en su pierna dependerá del tipo de cirugía que tuvo. Su terapeuta le puede mostrar cómo hacer ejercicio de manera segura durante este tiempo. Usted también podría tener un aparato ortopédico para usar después de la cirugía. Su terapeuta puede mostrarle cómo utilizar el aparato ortopédico.

De las 4 a 12 semanas después de la cirugía,

los objetivos son que usted tenga incluso más amplitud de movimiento y que camine normal. Usted también se enfocará en fortalecer sus cuádriceps y sus isquiotibiales. Su terapeuta le mostrará ejercicios para que le ayuden a fortalecer los músculos.

Comenzando los 3 meses después de su cirugía,

el objetivo es que usted sea capaz de correr de nuevo. Usted trabajará en adquirir velocidad y aumentar la cantidad de tiempo que puede correr. Su terapeuta podría asignarle ejercicios específicos relacionados al deporte que usted practica. Su terapeuta puede ayudarlo a planear que comience a practicar deportes de nuevo. Usted necesitará tener fortaleza y estabilidad y ya no tener dolor.

Precauciones de seguridad:

  • Entre en calor antes de hacer los ejercicios para la rodilla. Use una bicicleta estacionaria o camine durante 5 a 10 minutos para que sus músculos entren en calor.
  • Empiece despacio. Es posible que quiera comenzar a correr o a practicar deportes de nuevo. La fisioterapia se demora. Usted necesitará empezar poco a poco para restablecer su velocidad y resistencia. No trate de levantar pesas pesadas o correr antes que su fisioterapeuta le indique que usted está listo para hacerlo. Usted podría provocar otra lesión a su ligamento (LCA).
  • Deténgase si siente dolor. El dolor es un signo que usted no está listo para hacer ciertos movimientos. Es normal que sienta cierta molestia al principio. Su pierna podría estar rígida o adolorida. A medida que siga con la fisioterapia, los ejercicios se volverán más fáciles de hacer sin molestias. Siempre informe al fisioterapeuta si un movimiento le produce dolor.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide