Skip to Content

Fijación Externa De Una Fractura De Tobillo

LO QUE NECESITA SABER:

La fijación externa de una fractura de tobillo es una cirugía para reparar la rotura de tobillo. La fijación significa que los huesos se mantendrán en la posición correcta con equipo médico, como clavos y tornillos.

Dispositivo de fijación externa

COMO PREPARARSE:

La semana antes de su cirugía:

  • Su médico le indicará cómo prepararse para la cirugía. Haga arreglos para que alguien lo lleve a su casa después de la cirugía.
  • Informe a su cirujano sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. Le dirá si necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no tomar en el día de su cirugía.
  • Informe al cirujano acerca de todas sus alergias, incluidas las alergias a medicamentos o a la anestesia.
  • Es posible que usted necesite que le realicen exámenes de sangre y orina antes de su cirugía. Usted también podría necesitar radiografías, una tomografía computarizada o una imagen por resonancia magnética de su tobillo y pie.

La noche previa a la cirugía:

Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche.

El día de su cirugía:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Tome solo los medicamentos indicados por su cirujano.
  • Le colocarán una vía intravenosa en una vena del brazo. Usted puede recibir medicamentos o líquidos a través de la vía intravenosa.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Informe a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido problemas con la anestesia en el pasado.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la cirugía. Su médico regresará los huesos rotos a la posición correcta. Tratará de realizar esto sin hacer una incisión en su piel. Es posible que tenga que hacer pequeñas incisiones para los huesos que son difíciles de alcanzar. Se puede utilizar un fluoroscopio (rayos X) para ayudar al cirujano a insertar clavos y alinear correctamente los huesos.
  • El cirujano usará un taladro para hacer orificios en el hueso por encima y por debajo de la fractura. Se introducirán tornillos y clavos largos de metal a través de los orificios para mantener los huesos en la posición correcta. Los clavos sobresaldrán a través de la piel. Se les colocarán otras varillas y dispositivos. Podría realizarse una radiografía para ver si los huesos fueron puestos de la manera correcta. Enredarán los vendajes alrededor de las áreas en donde se introdujeron los clavos.

Después de la cirugía:

Lo llevarán a una habitación donde podrá descansar hasta que esté completamente despierto. Lo mantendrán bajo observación minuciosa por si se presenta cualquier problema. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Usted podrá entonces irse a su casa o ser llevado a su habitación de hospital. Los vendajes mantienen el área limpia y seca para evitar una infección. Un médico podría quitar los vendajes poco después de su cirugía para revisar su herida.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Tiene fiebre.
  • Usted se resfría o se engripa.
  • La piel cerca de su tobillo lesionado está roja, inflamada o adolorida.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la cirugía.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted tiene más dolor o dificultad para mover su pierna, tobillo o pie.

RIESGOS:

Podría desarrollar una infección. Otras partes de su tobillo y pie, como los nervios, los vasos sanguíneos, ligamentos, músculos y huesos podrían sufrir daño. La pierna, tobillo o pie podrían ponerse rígidos, entumecidos y débiles. Aún después de la cirugía, es posible que usted tenga dolor en el tobillo o problemas para mover la pierna o el pie. Usted podría tener dificultad para regresar a sus actividades habituales, como los deportes.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.