Skip to Content

Extravasación

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la extravasación?

La extravasación es cuando el líquido se escapa de la vena y entra en el tejido blando alrededor de una vía intravenosa. El líquido es un medicamento vesicante. Esto significa que puede causar daños en los tejidos, ampollas o pérdida severa de tejido. Algunos ejemplos de medicamentos vesicantes incluyen las quimioterapias, el líquido de contraste, ciertos antibióticos y los medicamentos para las convulsiones.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la extravasación?

  • Dolor alrededor del sitio de la vía intravenosa
  • Inflamación y opresión de la piel
  • Dificultad para enjuagar la vía intravenosa
  • Piel pálida y fría
  • Ampollas

¿Qué causa la extravasación?

  • El catéter intravenoso puede empujar a través del lado de la vena.
  • El catéter intravenoso puede moverse desde donde se inserta.
  • El líquido puede filtrarse a través del área donde el catéter entra en la vena.
  • La vena puede ser frágil y desgarrarse con el líquido intravenoso.
  • El líquido puede filtrarse por el lado de la vena.
  • Una obstrucción puede causar la acumulación del medicamento o el líquido.

¿Qué aumenta mi riesgo de extravasación?

  • Venas o piel frágiles
  • No poder ver el sitio de la vía intravenosa
  • Tratamientos intravenosos durante un largo período de tiempo
  • Tratamientos intravenosos que se administran rápidamente o que administran una gran cantidad de líquido
  • El tipo de medicamento que se está administrando, como una quimioterapia

¿Cómo se trata la extravasación?

Su médico podría recomendarle cualquiera de estas opciones o todas:

  • Detener la infusión intravenosa
  • Quitar la vía intravenosa
  • Contornear el área con un marcador
  • Tomar fotos de la zona
  • Levantar y descansar la extremidad sobre almohadones
  • Aplicar una compresa caliente o fría en la zona
  • Inyectar medicamentos en el tejido

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Continúe aplicando hielo en la zona según las instrucciones o durante 15 a 20 minutos cada hora. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Continúe aplicando calor en la zona según las instrucciones o durante 20 a 30 minutos cada 2 horas. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.
  • Continúe elevando el área por encima del nivel del corazón con la frecuencia que pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye el brazo o la pierna sobre almohadas o mantas para elevarlo con mayor comodidad.

  • Pregunte cómo limpiar la zona. Su médico podría cubrir el área con un vendaje. Puede decirle qué productos puede aplicar en la zona, como un jabón suave.
  • Medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor o la inflamación.
    • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
    • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted tiene dolor intenso.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Tiene fiebre.
  • Su dolor no mejora o empeora.
  • El área se vuelve roja e inflamada.
  • Usted ve líneas rojas que salen del área.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.