Skip to Content

Estimulación Del Nervio Sacro

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesito saber sobre la estimulación del nervio sacro:

La estimulación del nervio sacro es un tratamiento para la retención urinaria sin bloqueo, síntomas de vejiga hiperactiva e incontinencia fecal. Los síntomas de la vejiga hiperactiva incluyen incontinencia de la urgencia por orinar y frecuencia urinaria. Durante el tratamiento de estimulación del nervio sacro, se envían impulsos eléctricos directamente al nervio sacro para mejorar o restaurar el control de la vejiga o intestinos. Los nervios sacros están situados en la parte inferior de su espalda. Estos controlan el funcionamiento del ano, el recto y la vejiga. La estimulación del nervio sacro se realiza cuando los medicamentos y la terapia del comportamiento no ayudan a mejorar los síntomas. El implante de un estimulador del nervio sacro incluye 2 etapas. La primera es una fase de prueba para determinar si la estimulación del nervio sacro mejorará los síntomas. La segunda consiste en el implante del estimulador.

Cómo prepararse para la estimulación del nervio sacro:

Su médico hablará con usted sobre cómo prepararse para cada etapa de este procedimiento. Le puede indicar que no consuma ningún alimento ni bebida después de la medianoche del día del procedimiento. Le dirá qué medicamentos puede tomar o no el día de la cirugía. Podrían administrarle un antibiótico por vía intravenosa para evitar que contraiga una infección bacteriana.

Lo que pasará durante la primera etapa de la estimulación del nervio sacro:

Es posible que le administren anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante el procedimiento. Es posible que en cambio le administren anestesia local para adormecer el área del procedimiento. Con la anestesia local, usted todavía podría sentir presión o molestia durante el procedimiento, pero no debería sentir dolor. A usted lo acostarán boca abajo. Le harán una pequeña incisión en la parte superior de la nalga. Le colocan una vía provisoria o permanente en la parte inferior de la espalda, a través de los nervios sacros. Le cerrarán la incisión con adhesivo o cinta quirúrgica. La vía se conecta a un estimulador externo. Se enviarán impulsos eléctricos a la vía para estimular los nervios sacros. La vía puede permanecer en su lugar durante 4 semanas.

Lo que pasará después de la primera etapa de la estimulación del nervio sacro:

Le pedirán que lleve un registro de los síntomas y del funcionamiento de la vejiga o del intestino. Podrá retomar sus actividades diarias habituales después del procedimiento. Se le pedirá que evite las actividades físicas de alto impacto durante el tiempo que tenga colocado un estimulador externo.

Lo que pasará durante la segunda etapa de la estimulación del nervio sacro:

Es posible que le administren anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante el procedimiento. Es posible que en cambio le administren anestesia local para adormecer el área del procedimiento. Con la anestesia local, usted todavía podría sentir presión o molestia durante el procedimiento, pero no debería sentir dolor. A usted lo acostarán boca abajo. Su médico volverá a abrir la incisión que se hizo durante la primera etapa. Se crea un espacio justo debajo de su piel. El estimulador se conecta a una vía permanente. Después, se lo coloca dentro del espacio y se procede a cerrar el espacio con puntos de sutura. A usted le darán un aparato programador para ajustar, encender y apagar el estimulador como sea necesario.

Riesgos de la estimulación del nervio sacro:

Puede tener dolor, molestias e infección en la zona donde se implantó el estimulador. Es posible que tenga una reacción alérgica a los materiales de los que están hechos la vía o el estimulador. También puede tener dolor o sentir un choque eléctrico durante la estimulación. La vía puede moverse y entonces usted necesitará que le repitan el procedimiento. Usted no debe someterse a resonancia magnética de su abdomen o pelvis si le han implantado un estimulador. La resonancia magnética puede causar que las vías se calienten y causen problemas con su estimulador. Es probable que usted active los detectores de metal en aeropuertos o detectores de robos en tiendas.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene dolor en la zona del estimulador.
  • Usted tiene fiebre.
  • Su incisión está enrojecida, hinchada o gotea pus.
  • Sus síntomas regresan o empeoran.
  • Usted tiene un dolor nuevo o síntomas nuevos debido a la estimulación.
  • Usted siente que le están dando choques eléctricos con el estimulador encendido o apagado.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos que ayudan a prevenir una infección bacteriana.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Anote sus síntomas. Pregúntele a su médico cómo completar el diario de síntomas.
  • Limite actividades como estirar los músculos y levantar pesas. Pregúntele a su médico cuáles son las actividades que debería limitar y durante cuánto tiempo.
  • Pregúntele a su médico cómo cuidar de la incisión en el lugar del estimulador.
  • Tenga siempre a mano su aparato programador.
  • Informe a todos sus médicos que tiene un dispositivo estimulador del nervio sacro implantado.
  • Tenga siempre a mano la tarjeta que identifica que usted tiene un estimulador implantado.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Usted tendrá que acudir a citas con regularidad para que le controlen sus síntomas. Su médico también necesitará revisar la programación de su aparato. Llévele el registro diario de sus síntomas. Anote sus preguntas para que recuerde hacerlas durante su cita.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide