Skip to Content

Esofagectomía

CUIDADO AMBULATORIO:

Una esofagectomía

es una cirugía para remover el esófago o una parte de este. Una esofagectomía generalmente se hace para tratar el cáncer en el esófago. También puede realizarse si su esófago no funciona correctamente o si tiene un daño o trauma severo. Es posible que usted necesite permanecer en el hospital hasta por 2 semanas.

Prepárese para una esofagectomía:

Su médico le explicará cómo debe prepararse para la cirugía. Él le indicará que no coma o tome nada después de la media noche del día de su cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar el día de la cirugía.

Qué pasará durante una esofagectomía:

  • A usted le administrarán anestesia general para mantenerlo dormido y sin dolor durante su cirugía. Es probable que la cirugía se haga por medio de incisiones pequeñas donde se introduce un pequeño instrumento llamado laparoscopio. A usted podrían hacerle una cirugía abierta en vez de una laparoscopía. La cirugía abierta involucra la extracción del esófago y su reemplazo utilizando incisiones grandes.
  • La parte enferma de su esófago será removida. Luego será reemplazada por su estómago o parte de su intestino grueso. Es probable que su médico también le quite nódulos linfáticos. Durante la cirugía, su médico le colocará un tubo alimenticio en su intestino delgado. También le colocará un tubo nasogástrico o gástrico para que los puntos de sutura sanen mejor.

Qué pasará después de una esofagectomía:

Usted podría permanecer en el hospital hasta 2 semanas después de la cirugía.

  • Usted tendrá colocados varios tubos en el pecho. También podría tener un tubo gástrico saliendo del abdomen. Ambos tubos estarán unidos para succionar y le ayudarán a sanar. Usted podría tener drenajes más pequeños para evitar la inflamación alrededor de su incisión.
  • Usted no podrá comer ni tomar nada por un periodo de tiempo después de su cirugía. A usted lo alimentarán por medio de su tubo de alimentación hasta que pueda comer y tomar. Luego lo enviarán a casa con su tubo alimenticio en su lugar. Pídale a su médico información sobre su tubo alimenticio.

Riesgos de una esofagectomía:

Es posible que usted sangre más de lo esperado o que desarrolle una infección. El liquido podría filtrarse a su pecho o abdomen. Sus cuerdas vocales podrían paralizarse. Es probable que usted tenga dificultad para tragar. Es posible que los alimentos se muevan demasiado rápido o demasiado lento cuando pasen a sus intestinos. Es probable que usted se sienta lleno demasiado rápido o vomite cuando come. El reflujo también es un riesgo. El reflujo es cuando el líquido se devuelve de su estómago a su esófago.

Evite el reflujo:

  • Siéntese cuando come o tome. Permanezca sentado por lo menos 30 minutos después de comer.
  • Tome líquidos entre las comidas. No tome líquidos con las comidas a menos que se lo indique su dietista.
  • No consuma alimentos o bebidas que puedan aumentar la acidez. No coma alimentos picantes. No ingiera bebidas que contengan cafeína, como el café o las gaseosas. No tome alcohol.
  • No ingiera comidas abundantes. Cuando usted come mucha comida a la vez, su estómago necesita más ácido para digerirla. Consuma 6 comidas pequeñas al día en vez de 3 comidas grandes y coma lentamente. No consuma alimentos entre 2 y 3 horas antes de acostarse.
  • Eleve la cabecera de su cama. Coloque bloques de 6 pulgadas debajo de la cabecera de la estructura de su cama. También podría usar más una almohada para apoyar su cabeza y hombros mientras duerme.

Evite el síndrome de vaciado rápido (dumping):

El síndrome de vaciado rápido sucede cuando los alimentos y bebidas altos en azúcar y grasa se van a su intestino demasiado rápido después de una comida. El síndrome de vaciado rápido podría provocarle sudor, o sentir que se va a desmayar, debilidad y mareos. Podría provocar que se sienta muy lleno, que tenga un ritmo cardíaco acelerado o que tenga calambres estomacales. El síndrome de vaciado rápido podría provocar que usted tenga malestar estomacal y evacuaciones intestinales sueltas. Su médico podría indicarle que haga lo siguiente para evitar el síndrome del vaciado rápido:

  • Coma comidas pequeñas durante el día. Coma comidas en porciones pequeñas para evitar que se muevan demasiado rápido a su intestino.
  • Limite los carbohidratos en sus comidas. Su cuerpo convierte los carbohidratos en azúcar. Demasiada azúcar puede provocar el síndrome de vaciado rápido. Las cantidades grandes de carbohidratos se encuentran en la pasta, panes y la repostería. Lea las etiquetas para determinar cuántos gramos de carbohidratos hay en los alimentos. Pregunte a su médico cuántos carbohidratos usted debería consumir en una comida.
  • Aumente la proteína en sus alimentos. La proteína retarda su digestión. Los alimentos que son altos en proteína incluyen a la carne, pescado y frijoles. Lea las etiquetas para determinar cuántos gramos de proteína hay en los alimentos. Pregunte a su médico cuánta proteína debería consumir en una comida.
  • Tome líquidos entre las comidas. Tome líquidos antes o después de los alimentos para ayudar a que los alimentos se muevan más lento a través de sus intestinos. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.
  • Recuéstese por 30 minutos después de comer. Recuéstese para ayudar a que su cuerpo mueva los alimentos más lentamente en sus intestinos. No se acueste después de comer si tiene reflujo.

No fume:

La nicotina puede dañar los vasos sanguíneos y hacer más difícil que usted sane de una esofagectomía. El fumar también aumenta su riesgo de que regrese el cáncer después del tratamiento. Usted necesitará permanecer sin fumar después de la cirugía para evitar daño a su esófago. No use cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo en vez de cigarrillos o para tratar de dejar de fumar. Todos estos aún contienen nicotina. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar.

  • Smokefree.gov
    Phone: 1- 800 - 784-8669
    Web Address: www.smokefree.gov

Cuidado de la herida:

Mantenga su incisión y el sitio de la sonda de alimentación limpia y seca. Cambie sus vendajes si se mojan o se ensucian. Revise su incisión y el sitio de la sonda de alimentación en busca de signos de infección como pus o inflamación. Lave su incisión y el sitio del tubo de alimentación como se lo indique su médico.

Vacíe sus drenajes como se le indique:

Es posible que usted necesite anotar qué cantidad de líquido vacía de su drenaje.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que necesite más exámenes o más tratamientos. Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide