Skip to Content

Esguince De Rodilla

LO QUE NECESITA SABER:

Un esguince de rodilla ocurre cuando uno o más ligamentos de su rodilla se estiran o desgarran repentinamente. Los ligamentos son tejidos cuya función es mantener unidos los huesos. Los ligamentos sostienen la rodilla y mantienen los huesos y la articulación en la posición correcta. Ellos lo ayudan a caminar, doblarse y girar. Hay 4 ligamentos que ayudan a sostener la rodilla. Pregúntele a su médico cuál de estos ligamentos sufrió el esguince. Los esguinces de ligamentos son frecuentes durante ejercicios o práctica de deportes. El tratamiento y el tiempo de recuperación dependen del tipo y la causa del esguince en su rodilla.

Anatomía de la rodilla

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Alguna parte de su pierna se siente fría, adormecida o se ve pálida

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene nueva o mayor inflamación, moretones o dolor en su rodilla.
  • Usted tiene preguntas acerca de su lesión o tratamiento.

Medicamentos:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte cómo tomar estos medicamentos de una forma segura.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Descanse su rodilla y no haga ejercicio. Es posible que le indiquen que no ejerza peso en su rodilla. Esto quiere decir que no debe caminar sobre su rodilla lesionada. El reposo ayuda a disminuir la inflamación y permite que la lesión sane. Usted puede hacer ejercicios de rango de movimiento suaves de la manera indicada. Esto evitará la rigidez.
  • Aplique hielo sobre su rodilla por 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Aplique compresión a su rodilla como se le indique. Es probable que necesite usar una venda elástica. La venda elástica ayuda a evitar que su rodilla lesionada se mueva demasiado mientras sana. Usted puede también aflojar o ajustar la venda elástica para que le quede cómoda. Estas deben estar lo suficientemente apretadas como para sentir sostén. No debería estar tan ajustada que le provoque que sus dedos de los pies estén entumecidos o que hormigueen. Si usted está usando un vendaje elástico, quítelo y vuélvalo a poner una vez al día.
  • Eleve su rodilla por encima del nivel del corazón con la frecuencia que pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque su pierna sobre almohadas o cobijas para mantenerla elevada cómodamente. No coloque almohadas directamente detrás de su rodilla.

Fisioterapia:

Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

Evite otro esguince de rodilla:

Ejercite sus piernas para mantener sus músculos fuertes. Los músculos fuertes de las piernas ayudan a proteger su rodilla y a evitar un esguince. Lo siguiente también podría evitar un esguince de rodilla:

  • Comience lentamente sus ejercicios o su programa de entrenamiento. Aumente lentamente el tiempo, la distancia y la intensidad del ejercicio. El aumento repentino en el entrenamiento podrían lesionar su rodilla nuevamente.
  • Use dispositivos y equipo de protección como se le indique. Los dispositivos podrían evitar que su rodilla se mueva en la dirección incorrecta y provoque un esguince. El equipo de protección podría sostener sus huesos y ligamentos para evitar una lesión.
  • Entre en calor y estírese antes de hacer ejercicio. Antes de comenzar con su ejercicio habitual, haga movimientos de calentamiento, como caminar o pedalear en una bicicleta estática. Después de calentarse haga estiramientos suaves. Esto ayuda a aflojar sus músculos y a disminuir el estrés en su rodilla. Después de ejercitarse, refrésquese y haga estiramientos.
  • Use zapatos que le calcen bien y que sujeten sus pies. Reemplace sus zapatos de ejercicio o de correr, antes que el acolchado o el amortiguador de golpes esté desgastado. Pregúntele a su médico cuáles zapatos deportivos son más convenientes para usted. También pregúntele si debería usar plantillas especiales en sus zapatos. Las plantillas pueden ayudar a apoyar sus talones y arcos, o a mantener alineados correctamente sus pies dentro de los zapatos. Ejercítese sobre superficies planas.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide