Skip to Content

Escoliosis Infantil

CUIDADO AMBULATORIO:

La escoliosis

es una curvatura anormal de la columna vertebral. La escoliosis puede aparecer en los niños a cualquier edad, pero a menudo se presenta durante la adolescencia.

La escoliosis

Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Inclinarse hacia un lado cuando está de pie, sentado o caminando
  • Un omóplato, un lado de las costillas o una cadera que sobresale más de un lado que del otro
  • Tiene un hombro o la cintura a mayor altura de un lado que del otro
  • Pecho hundido, hombros redondeados y curvatura pronunciada de la espalda
  • Dificultad para respirar o dolor en la espalda si la escoliosis es grave

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su niño tiene dificultad para mover las piernas.
  • Su niño tiene las piernas entumecidas, débiles o no las puede sentir.

Busque atención médica de inmediato si:

  • A su hijo le falta el aliento, tiene tos, sibila o hace ruido al respirar.
  • A su hijo le duele más la espalda o el dolor no desaparece después de tomar analgésicos.
  • Su hijo tiene dificultad para orinar o evacuar el intestino.

Llame al médico o especialista ortopédico de su hijo si:

  • Su hijo tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento

depende de cuándo empezó la condición y su gravedad. La meta del tratamiento para la escoliosis es corregir o controlar la curvatura de la columna y evitar problemas en el futuro. Si la curvatura es leve o el niño ya casi ha dejado de crecer, es posible que el médico le recomiende que concurra a consultas periódicas para controlar la escoliosis. Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Un yeso o abrazadera podría ayudar a que la columna del niño no se encorve o que la curvatura empeore. La mayoría de los corsés son pequeños y livianos y se pueden usar debajo de la ropa. A veces se coloca un yeso primero y se reemplaza por un corsé después de unos meses. El corsé se puede ajustar a medida que el niño va creciendo.
  • La cirugía podría ser necesaria si la curvatura es grave y el corsé no ayudó. Los médicos podrían colocar varillas, tornillos o alambres para enderezar la columna del niño.

Acuda a las consultas de control con el médico o especialista ortopédico de su hijo según le indicaron:

Es posible que el niño deba regresar para hacerse más exámenes. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Escoliosis Infantil (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.