Skip to Content
Diagnosed with ankylosing spondylitis? Biologics can help >>

Escoliosis Infantil

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una curvatura anormal de la columna vertebral. La escoliosis puede aparecer en los niños a cualquier edad pero a menudo se presenta durante la adolescencia.

¿Qué aumenta el riesgo de tener escoliosis?

En la mayor parte de los casos no se sabe cuál es la causa de la escoliosis. Los siguientes factores podrían aumentar el riesgo de que el niño tenga escoliosis:

  • El niño nació con un defecto que aumenta el riesgo de que tenga escoliosis.
  • Un integrante de la familia tiene escoliosis, especialmente si ambos padres tienen escoliosis.
  • Se fracturó, recibió radiación o tuvo una cirugía en la columna.
  • Tiene una enfermedad que causa dificultad con el control o la actividad muscular. Algunos ejemplos son la polio, parálisis cerebral y distrofia muscular. El síndrome de Ehlers-Danlos, el síndrome de Marfan y la osteogénesis imperfecta también pueden aumentar el riesgo de que el niño tenga escoliosis.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la escoliosis?

  • Inclinarse hacia un lado cuando está de pie, sentado o caminando
  • Un omóplato, un lado de las costillas o una cadera que sobresale más de un lado que del otro
  • Un hombro o la cintura es más alta de un lado que del otro
  • Pecho hundido, hombros redondeados y curvatura pronunciada de la espalda
  • Dificultad para respirar o dolor en la espalda si la escoliosis es grave

¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

El médico preguntará si el niño tiene alguna otra condición de salud. Es posible que pregunte acerca de su crecimiento y desarrollo y si ha tenido alguna cirugía. Examinará al niño y le pedirá que se agache hacia adelante. También se fijará en sus hombros, caderas, piernas y costillas. Su hijo también podría necesitar los siguientes exámenes:

  • Radiografía: Los médicos usan estas imágenes para revisar la curvatura y la forma de la columna vertebral de su niño. Las radiografías podrían mostrar si hay alguna otra condición, como huesos fracturados, incompletos o fusionados. También pueden mostrar si el niño todavía está creciendo.
  • Tomografía computarizada: Este examen también se conoce como escán TAC. Una máquina de rayos x utiliza una computadora para tomar imágenes de la columna del niño. Es posible que le administren un tinte de contraste a su niño antes de tomarle las imágenes para que los médicos puedan ver las imágenes con más claridad. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Para realizar este estudio se utilizan imanes potentes y una computadora que toma imágenes de la columna del niño. Es posible que a su niño le administren un medio de contraste para que las imágenes sean más claras. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No permita que su niño entre a la sala de la resonancia magnética con metales. El metal puede causar lesiones serias. Informe a su médico si su niño tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se trata la escoliosis?

La meta del tratamiento para la escoliosis es corregir o controlar la curvatura de la columna y evitar que el niño tenga problemas en el futuro. El tratamiento puede depender del momento en que se presentó la condición y la gravedad de los síntomas que tiene el niño. Si la curvatura es leve o el niño ya casi ha dejado de crecer, es posible que el médico le recomiende que concurra a citas periódicas para controlar la escoliosis. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • Yeso o abrazadera: Es posible que esto ayude a que la columna del niño no se encorve o que la curvatura empeore. La mayoría de los corsés son pequeños y livianos y se pueden usar debajo de la ropa. A veces se coloca un yeso primero y se reemplaza por un corsé después de unos meses. El corsé se puede ajustar a medida que el niño va creciendo.
  • Cirugía: Es posible que el niño necesite cirugía si la curvatura es grave y el corsé no ayudó. Los médicos podrían colocar varillas, tornillos o alambres para enderezar la columna del niño.

¿Cuáles son los riegos de la escoliosis?

Los tratamientos para la escoliosis, como el uso de un corsé para la espalda, pueden resultarle muy incómodos al niño. El niño podría sangrar más de lo esperado durante la cirugía. También podría contraer una infección o se le podría lesionar la columna vertebral. La curvatura de la espalda podría empeorar si no recibe tratamiento. Esto podría causar que el espacio que el corazón y los pulmones ocupan en el pecho del niño se achique y que esto interfiera con su funcionamiento. La columna podría apretar la médula espinal y los nervios y acarrear problemas o cambios en el funcionamiento de los órganos internos.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • A su hijo le duele más la espalda oel dolor no desaparece después de tomar el analgésico para el dolor.
  • Su hijo tiene dificultad para orinar o evacuar el intestino.
  • A su hijo le falta el aliento, tiene tos, sibila o hace ruido al respirar.
  • Su hijo tiene dificultad para mover las piernas.
  • El niño tiene las piernas entumecidas, débiles o no las puede sentir.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide